¿Cristianos vs cristianos?

pastoroveja

Gálatas 1:6-7 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.

NO EXISTE eso de cristianos vs cristianos, pero sí de cristianos en contra de los apóstatas, también EXISTEN cristianos vs no nacidos de nuevo, o en contra de pseudo cristianos, esto siempre abundará. La exposición de este tema es para demostrar bíblicamente a la iglesia del siglo XXI y a los no creyentes, que el evangelio de Cristo es uno sólo, eso de que tú tienes tu verdad y yo la mía va en contra de las enseñanzas de la escritura y lamentablemente la desviación doctrinal se presenta por no estudiar correctamente la biblia, por permitir que la psicología, filosofía o hasta la metafísica penetrara la iglesia del Señor, es consecuencia de muchos que no les era suficiente confiar y descansar en la palabra, que buscaron “nuevas estrategias” para acompañar la biblia. Pero veamos que le dijo Dios a Josué antes de la conquista de Canaán

Josué 1:6  Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.

Posiblemente al leer este pasaje muchos piensan en pelear por una bendición, en arrebatarle “su herencia” al maligno, entre otras, pero es importante estudiar los pasajes anteriores y posteriores del capítulo para entender el contexto de la enseñanza. Y es que en versículos anteriores Jehová le dice a Josué que Él los introducirá en la tierra prometida, aquella que había sido anunciada a Abraham muchos siglos atrás (Génesis 12:17; 13-15; 15:18-21) de modo que había un propósito en llegar a la tierra prometida, Dios quería que su pueblo poseyera la tierra, para guardar su promesa y preparar los próximos acontecimientos que llevarían a cabo el plan de salvación por medio de Jesucristo, recordemos que toda la Biblia siempre apunta a Jesucristo como única salvación por el pecado (Génesis 3:15) por tanto, la promesa “todo lugar que pisare la planta de vuestro pie” Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Éufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. NO SIGINIFICA que usted andará pisando carros, trabajos y casas para que sean de usted, esto es un error teológico por no aplicar principios de la hermenéutica y por querer hacer doctrina de todo, pero leamos el siguiente versículo:

Josué 1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

Nótese que Dios le manda a Josué a ser valiente, a esforzarse pero en cumplir y obedecer la Palabra de Dios, no le dijo que buscara más guerreros, ni fabricara nuevas armas, le dijo que se dedicara a cumplir lo que ya Jehová había dicho por medio de su siervo Moisés, y resalta que no te apartes ni  diestra ni a siniestra, en pocas palabras le dijo: ¡Cúmplelas al pie de la letra! Para que todo te vaya bien, fíjese que el término bíblico de prosperar no tiene que ver con buscar riquezas materiales, ni en pactar, ni decretar nada, proviene de una vida recta delante de Dios, donde más allá de las cosas materiales que humanamente necesitamos, la mayor bendición que tenemos como hijos de Dios, es la riqueza espiritual, la paz, el gozo y la felicidad porque estamos agradándole a Él. Pero sigamos leyendo:

Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

NUNCA SE APARTARÁ de tu boca este libro, no dijo cuándo pudieran, o cuando creyeran conveniente, la orden de Dios era que todas las decisiones que tomaran estuvieran sujetas a la Palabra de Dios, debía ser una disciplina diaria en sus vidas, y si esto hacían, el cuidado y la protección de Dios sería con ellos. Más adelante el salmista David hace nuevamente el énfasis en meditar en la Palabra de Dios de día y de noche (Salmos 1: 1-3)

Cuando estudiamos la Biblia nos damos cuenta que en el periodo monárquico (tiempo en que gobernaron reyes en Israel) La instrucción de Dios para ellos también era NO apartarse de la Palabra de Dios:

1er Reyes 2:3 Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas

1er Reyes 8:61 Sea, pues, perfecto vuestro corazón para con Jehová nuestro Dios, andando en sus estatutos y guardando sus mandamientos, como en el día de hoy.

“Pero Dios siempre les alertó que si ellos no hacían lo correcto, su presencia no estaría con ellos”

 

1er Reyes 8:25 Ahora, pues, Jehová Dios de Israel, cumple a tu siervo David mi padre lo que le prometiste, diciendo: No te faltará varón delante de mí, que se siente en el trono de Israel, con tal que tus hijos guarden mi camino y anden delante de mí como tú has andado delante de mí.

2 Crónicas 15:1-2 Vino el Espíritu de Dios sobre Azarías hijo de Obed, y salió al encuentro de Asa, y le dijo: Oídme, Asa y todo Judá y Benjamín: Jehová estará con vosotros, si vosotros estuviereis con él; y si le buscareis, será hallado de vosotros; mas si le dejareis, él también os dejará

Jesús en sus muchas enseñanzas hacía alusión al A.T. e incluso hacía la transliteración, dando evidencia que lo que hablaba lo hacía con autoridad, más allá de los milagros y todas las señales, Él no quería que le buscarán por pan, sino por sus palabras y que la obedecieran. Jesús persistía en que ellos tenían que permanecer en las escrituras (Mateo 4:4; 7:24; Lucas 11:28; Juan 8:31; 14:21-24; 15:7) En la primera iglesia las cosas no variaron, ellos permanecían en la doctrina de los apóstoles y en la Palabra de Dios,

Hechos 6:7 Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Hechos 12:24 Pero la palabra del Señor crecía y se multiplicaba

Hechos 13:48-49  Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna. Y la palabra del Señor se difundía por toda aquella provincia.

Hechos 19:20 Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor.

“Los apóstatas se alejaron de la Palabra”

 

Vuelvo a hacer el énfasis, no existe tu verdad y mi verdad, no existe eso que todos somos hijos de Dios, pero algunos cumplen algunas cosas y otros no, eso es totalmente contrario a lo que hemos estudiado. Pero muchos hoy quieren escudarse con algunas cosas buenas que han hecho, quieren resaltar que en un tiempo si eran fieles a Dios, y a pesar que hoy no están en la doctrina, el Señor debe recordar el pasado, ¡NO y NO! ¿Acaso no hemos leído Mateo 7:21-23? Jesús les declarará: “Nunca os conocí” ¿Por qué? Porque muchos pensarán que por algunas obras ya eran salvos, muchos pensarán que por sólo estar en una silla calentando un puesto, ya eran hijos de Dios, ningún ministerio, ningún trabajo dentro de la iglesia puede reemplazar lo que Dios ya estableció, permanecer en su palabra, en la oración, obedeciéndola por encima de cualquier cosa. Es lamentable pero hoy han surgido numerosos casos de pastores, evangelistas, salmistas etc. Que se han desviado de la Palabra, que cometen y dicen toda clase de herejías desde sus púlpitos, pero que hoy son defendidos por sus ovejas, ovejas manipuladas que son ignorantes a las escrituras, y que quieren ser más buenos que Dios, les defienden “porque nadie debe juzgarlos” ¡Que error tan grave! El mismo Pablo denunció aquellos que se habían desviado del evangelio, y los menciona por sus nombres:

1 Timoteo 1:18-20 Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia, manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

Pablo expulsó a ambos de la iglesia para poner fin a su influencia anti bíblica que podía confundir y desviar a las ovejas, y acá la palabra blasfemar viene del griego “Blasfemeo” que significa injuriar, calumniar o difamar, en este caso al evangelio de Cristo, decían cosas ofensivas e insultantes a Dios. No necesariamente expresaron una rebeldía evidente, sino que astutamente introducían herejías destructoras, que iban a repercutir en la fe del creyente. ¿Acaso no vemos las barbaridades que se hablan desde muchos púlpitos y la gente aplaude como focas? Hoy se habla más en las iglesias de pactos, dinero, liberaciones, charlas motivacionales, decretos, milagros, de arrebatarle a satanás bendiciones, del demonio de las deudas, de manifestaciones corporales, de visones y toda clase de disparates, que mueven masas porque no estudian la Palabra. Sin obviar que ahora las decisiones de pastores o líderes en las asambleas y hablo a nivel mundial, están por encima de la Biblia, por ejemplo: ¿Cómo es eso de cristianos casándose varias veces? ¿Cómo es eso de iglesias “cristianas” casando homosexuales? ¿Cómo es eso de promover el ecumenismo? Pero ya el Señor en su Palabra nos había alertado de todas estas cosas

1 Timoteo 4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios

1 Timoteo 1:3-4 Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora.

1 Timoteo 6:3-5 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.

1 Timoteo 6:20-21  Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén.

2 Timoteo 2:16-18 Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad. Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos.

2 Timoteo 4:3-4  Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

2 Pedro 2:1-3 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

Judas 3-4 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

Conclusión:

Hermanos/Amigos no escribo estas cosas con intención de burla e insulto, pero es mi deber como todo hijo de Dios que estudia la Palabra, no hacernos los ciegos y sordos ante el caos que se viven en este evangelio del siglo XXI. No es fanatismo ni extremista, es cumplir y obedecer las sagradas escrituras tal como Jehová le dijo a Josué: “No te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra” porque definitivamente Dios no juega con lo que ha dicho.

Si usted piensa que estoy exagerando con todo lo expuesto, y que eso es mentira que Dios va a castigar o condenar a aquellos que obedecen parcialmente la Palabra, permítame decirle que nadie entrará al cielo con pecados ocultos ni con pecados producidos por errores doctrinales, por más sencillo e insignificante que a usted le parezca, los tibios no heredarán el reino de Dios.

 Estudiemos lo siguiente:

Mensaje a la iglesia en Efeso:

Apocalipsis 2:2-5 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

Mensaje a la iglesia en Pérgamo:

Apocalipsis 2:13-16 Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco. Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.

Mensaje a la iglesia en Tiatira:

 Apocalipsis 2:19-23 Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.

Mensaje a la iglesia en Sardis

Apocalipsis 3:1-4 Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muertoSé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas.

¿Qué pasó en estos ejemplos? ¿Será que Dios exageró un poco? La Palabra de Dios es tan clara que dejará sin excusa alguna a todo cristiano que piensa que tergiversando algunos textos bíblicos manipulará a Dios, fíjese bien, en sólo estos 4 ejemplos que les coloqué, aparecen las frases o palabras: Yo conozco, arrepiéntete, pero tengo contra ti o tengo unas pocas cosas contra ti, amigo a Dios no se le escapa nada, no sigamos jugando con fuego, si estamos haciendo algo mal, si estamos viviendo un evangelio incorrecto, estamos a tiempo de arrepentirnos y buscar la guía del Señor por medio de su palabra, los cristianos de la primera iglesia no pertenecían a una denominación, no eran pentecostales, ni bautistas, ni adventistas, ni sólo Jesús, y cuando estas cosas se presentaron en la época, Pablo los confrontó directamente (1 Corintios 3:4-23) los que siguen a Cristo son llamados cristianos (Hechos 11:26) y predicamos el evangelio para que otros puedan ser libres del engaño que abunda en muchas iglesias, estamos llamados a corregirnos y exhortarnos si en algo hemos pecado, porque el que consiente con el que está mal, no te ama, sólo quiere que tú le cubras cuando el peque, pero de mi parte siempre estará procurar agradar a Dios ante que a los hombres y exponer bíblicamente que sólo la Palabra de Dios es la que puede producir cambios en la vida del creyente

1 Juan 2:19 Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.

Juan 8:32 Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres

Ismael Quevedo

Para reflexionar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s