¿Ante quién te arrodillas y adoras?

Idolatría

¿Sabes lo que realmente adoras y veneras? ¿Sabes a quién realmente le prendes una vela o le colocas rosas? R= A demonios. Si así como lo lee, detrás de una imagen de cualquier santo o supuesta virgen, está un trabajo demoniaco que termina haciéndole creer a las personas que en ellos hay poder alguno, que sanan, que cuidan, que llevan al cielo, etc. Y lamentablemente cuando se desconoce el estudio de la Palabra de Dios, las personas ignorantes al tema, se dejan llevar por las tradiciones, por los testimonios de otros, pero no disciernen a lo que le están dando entrada en sus vidas. Por eso expresiones como: ¡Que Dios y la virgen te cuiden! ¡Que Dios y los santos te protejan! Etc. Son expresiones incorrectas, están queriendo combinar a un Dios santo, con imágenes hechas por manos de hombres, están creyendo que un Dios santo, trabaja de la mano con ídolos que tienen ojos, pero no ven, manos, pero no tocan, oídos y no escuchan.

Para comenzar con el tema quiero hacerle la siguiente pregunta, si en la Biblia siempre vemos a Dios aborreciendo la idolatría ¿Por qué usted cree que hoy si lo acepta? ¿Por qué cree que hoy Dios está de acuerdo con sus abominaciones? R= Engaños principalmente del catolicismo. Y bíblicamente le voy a enseñar por qué defendemos la verdad de la Biblia:

  • Dios prohibió la idolatría a su pueblo Israel:

Éxodo 20:2-3 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás dioses ajenos delante de mí.

Deuteronomio 5:7  No tendrás dioses ajenos delante de mí.

Ambos versículos plantean un definitivo NO de parte de Dios, no debía ser cuestionado, la orden era no hacer ni adorar a otro que no fuera el único Dios que existe, inclusive si estudiamos la Biblia nos daremos cuenta de la reacción de Dios cuando el pueblo persistía en el pecado de la idolatría, lo podemos ver en la construcción de los becerros de oro en Éxodo 32, tal fue la consecuencia de ese pecado, que ese día murieron como 3000 hombres (Éxodo 32:28). Imagínense los israelitas le atribuyeron a los dos becerros de oro el poder que los sacó de Egipto (Éxodo 32:4), pero usted debe preguntarse ¿Dónde estaban los dos becerros cuando Dios envió las plagas a Egipto? ¿Dónde estaban los dos becerros cuando ellos cruzaron el mar rojo? ¿Acaso no aparecieron cuando fueron creados por manos de hombre?

  • Dios prohibía sacrificar animales a dioses ajenos:

Éxodo 22:20 El que ofreciere sacrificio a dioses excepto solamente a Jehová, será muerto.

Recordemos que para esta época se ofrecían sacrificios de animales a Jehová para cubrir el pecado del pueblo, algo que ya no es necesario hoy porque Jesús el cordero de Dios, hizo el sacrificio total y absoluto, sin embargo había una ley humanitaria donde se menciona que este sacrificio era “solamente a Jehová” y debía literalmente morir quien ofreciera sacrificios a dioses paganos.

  • Los que practican la idolatría se olvidan, se apartan y dejan a Dios:

Deuteronomio 8:19 Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis.

Ezequiel 14:5 para tomar a la casa de Israel por el corazón, ya que se han apartado de mí todos ellos por sus ídolos.

Ezequiel 44:10 Y los levitas que se apartaron de mí cuando Israel se alejó de mí, yéndose tras sus ídolos, llevarán su iniquidad.

Así usted diga que no, la Biblia enseña lo contrario, nada más que usted en su corazón quiera adorar a varios dioses, santos, vírgenes, etc. Y crea que Dios está contento con su decisión, ya por allí está abandonando a Dios, Él no está con los que practican el pecado y Él es Santo, la vida de idolatría ofende a Dios. No piense que por tener una imagen de un supuesto “Jesucristo” con eso lo contentará, usted no necesita ningún amuleto, símbolo, estampilla o imagen que los inspire a adorar a Dios, le conocemos por medio de su Palabra y allí deja evidencias claras que no aprueba este pecado. Si queremos agradar a Dios, tenemos que obedecerle

  • Dios aborrece la idolatría:

Éxodo 23:24 No te inclinarás a sus dioses, ni los servirás, ni harás como ellos hacen; antes los destruirás del todo, y quebrarás totalmente sus estatuas.

Isaías 30:22 Entonces profanarás la cubierta de tus esculturas de plata, y la vestidura de tus imágenes fundidas de oro; las apartarás como trapo asqueroso; !!Sal fuera! les dirás.

Isaías 42:8 Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.

Isaías 42:17 Serán vueltos atrás y en extremo confundidos los que confían en ídolos, y dicen a las imágenes de fundición: Vosotros sois nuestros dioses.

Jeremías 7:18  Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a dioses ajenos, para provocarme a ira.

Así como estos versículos hay muchos más pasajes que describen que para Dios es abominación el pecado de la idolatría, lo detesta como a cualquier otro pecado, esto era principalmente el problema que presentaba Israel, ellos no desecharon del todo a Jehová como su Dios, pero también querían adorar a dioses paganos (Asera, Astoret, Dagón, Baal, Quemos, entre otros) de otros pueblos enemigos. No hay manera de demostrar que Dios aprueba la idolatría o que está de acuerdo con esta acción, el vaticano, el cura, los papas podrán decir lo contrario, pero la verdad de la Biblia no la pueden ocultar. Si usted lo está practicando, sepa que Dios no está contigo, porque en las escrituras no hay ni un sólo versículo donde se mencione adorar a la virgen y menos que es nuestra intercesora.   

  • La adoración a las imágenes es adoración a los demonios:

Deuteronomio 32:17 Sacrificaron a los demonios, y no a Dios; A dioses que no habían conocido, A nuevos dioses venidos de cerca, Que no habían temido vuestros padres.

Salmos 106:37 Sacrificaron sus hijos y sus hijas a los demonios

1 Corintios 10:20  Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios.

2 Tesalonicenses 2:9-10  inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.

Apocalipsis 9:20 Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar

La palabra demonio proviene del griego “Daimon” significa demonio o espíritu sobrenatural (de naturaleza mala) y en efecto son seres extremadamente inteligentes, quienes astutamente han logrado engañar durante la historia humana a muchas personas, haciéndoles creer que existen muchos dioses en quien pueden confiar, y lograr su objetivo principal, alejarlos del único Dios verdadero, de Jesucristo, quien es el camino a la salvación. Esta ceguera espiritual ha llevado a millones a perder su alma por poner su fe y esperanza en muñecos, cuadro y amuletos “hechos por la mano del hombre”. Isaías 44: 10-20 expone la ignorancia y ridiculez de la idolatría, describe como un herrero y un carpintero toman materiales, con sus manos lo tallan, le dan forma, fabrican el ídolo, y luego se postran delante de él diciendo: ¡Líbrame porque mi dios eres tú! Que incongruencia tan lamentable

Sin aún no le parecen suficientes evidencias, le puedo seguir explicando bíblicamente que otras consecuencias trae la idolatría:

  • Tiene castigo de Dios asegurado: Deuteronomio 4:25-28; 28:63-64; Oseas 4:17
  • La idolatría conduce a pecados abominables: Romanos 1:23-32; Hechos 15:20
  • Juicios que terminan en muerte: Jeremías 8:2; 16:1-11
  • No entrará en el cielo: 1 Corintios 6:9-10; Efesios 5:5; Apocalipsis 22:15
  • Tendrá su parte en el tormento eterno: Apocalipsis 14:9-11; 21:8

 

Amigo usted que lee esta reflexión, la Palabra de Dios es clara y estamos llamados a obedecerla en todos los aspectos, si la Biblia llama a la mentira PECADO, yo no puede decir que existen mentiritas blancas o pecados blandos, si la Biblia llama  pecado a la IDOLATRÍA, es pecado y eso no se puede cuestionar, aquellos que van tras la idolatría la biblia los llama necios, ignorantes, engañados, ciegos, extraviados entre otros. Sea libre de una de las tantas mentiras que ha impulsado principalmente el catolicismo, estudie la Palabra de Dios y sea libre del error, porque llegará el día en que todos nos presentaremos delante del Dios santo, a quién usted, si no se arrepiente, tendrá parte con aquellos que decidieron ir tras el pecado, acuda a Jesucristo, el único digno de adoración, los verdaderos cristianos deben guardarse de la idolatría (Josué 23:7; 1 Juan 5:21), deben huir de ella (1 Corintios 10:14), deben evitar tener en sus casas alguna cosa relacionada con la idolatría (Deuteronomio 7:26) o participar con cosas relacionada con la idolatría (1 Corintios 10:19-20).

“Iglesia sigamos firmes en la verdad y que el mundo conozca el verdadero evangelio”

Ismael Quevedo

 

 

 

 

 

Engaños de los testigos de Jehová: ¿Qué sucede al morir?

muerte

Los testigos de Jehová afirman lo siguiente “Al morir el hombre sólo deja de existir y no se tiene consciencia en lo absoluto, todo allí termina, igualmente dicen que Dios NO condena a los malos con una muerte eterna en el infierno, sino que todos duermen”

Veamos los pasajes en que se basan:

Génesis 3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Eclesiastés 9:5-6 Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en el olvido. También su amor, y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol

Salmos 146:3-4 No confiéis en los príncipes, ni en hijo de hombre, porque no hay en el salvación, pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; En ese mismo día perecen sus pensamientos

¿Qué dice la escritura?

Toda la deidad de Dios, su eterno poder, su Gloria, se han hecho visibles desde la creación hasta nuestros días, cuando reconocemos que existe un Dios Omnisciente, Omnipresente y Omnipotente, nos referimos al único Dios que existe y que tal como lo demuestra la Biblia, Él es Espíritu. Dios sopló en el hombre aliento de vida (Génesis 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente). La palabra Hebrea “nepesh” que se usa para ser viviente, significa: alma; ser; vida; persona; corazón. Por tanto, Adán no fue un ser viviente sólo por tener un cuerpo humano, sino por el espíritu que Dios le dio. Cuando la Biblia nos muestra que fuimos hechos a imagen y conforme a semejanza de Dios (Génesis 1:26), es porque el hombre también es un ser trino (espíritu, alma y cuerpo). La trinidad en Dios está compuesta por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, los 3 son uno sólo, manifestándose como Dios Padre, Dios Hijo (Jesucristo) y Dios Espíritu Santo enlazados en propósito, deseo y voluntad, la Biblia nos muestra suficientes referencias de la Trinidad, por ejemplo:

Mateo 3:16-17 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

Mateo 28:19  Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo

2 Corintios 13:14  La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.

1era Juan 5:7-8 Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan.

Génesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó

“Hagamos” primera indicación de la Trinidad de Dios en la Biblia, el hombre aparte de ser creado con espíritu, alma y cuerpo, tenía voluntad, intelecto y emoción, en el sentido moral era como Dios, porque era bueno y sin pecado, pero luego de la caída del hombre, cuando entra el pecado en la humanidad, esto trae como consecuencia una muerte espiritual y física, no significando esto que con terminar la vida terrenal, el alma y el espíritu dejan de existir, todo dependerá de la decisión que el hombre tome en vida sobre aceptar o rechazar la salvación (la vida eterna o la condenación eterna), de modo que el texto que usan los testigos de Jehová en Génesis 3:19, sólo afirma que el hombre no vivirá para siempre en este cuerpo, pues del polvo fue formado (Génesis 2:7) y por consecuencia del pecado, este molde (cuerpo corrompido), nunca podrá entrar en el cielo. Cuando el pecado entra al mundo, Dios termina echando a Adán y a Eva del huerto del Edén para que no coman del árbol de la vida, y vivan eternamente, desde ese momento toda la Biblia apunta a Cristo como único camino para que el hombre pueda ser salvo, ¿salvo de qué? del castigo eterno, como consecuencia del pecado. (Juan 3:16-18 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios).

Evidencias de una vida después de la muerte física:          

Génesis 5:23-24 Y fueron todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años. Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.

2 Reyes 2:11 Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino

Lucas 16:22-25 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.

“Hades” Término griego para referirse a la morada de los muertos y “Seol” en Hebreo. Tanto Hades como Seol siempre se refiere al lugar de los malvados antes de su juicio en el infierno (Números 16:31-33; Deuteronomio 32:22; Job 24:19; Salmos 6:4-5; 16:10; 55:15; 86:13; Proverbios 5:1-5; Mateo 11:20-23; Hechos 2:26-27; Apocalipsis 20:11-15;)

Mientras que “Cielo o Paraíso”, es el lugar preparado para los que viven una vida conforme a la voluntad de Dios, los creyeron en Cristo y murieron al pecado (Mateo 5:10-12; Lucas 23:43; Juan 14:1-3; Filipenses 3:20; 1era Tesalonicenses 1:9-10; 4:16; Hebreos 12:22-23; 1era Pedro 1:3-4; Apocalipsis 2:7)

Eclesiastés 9:5-6 Tampoco demuestra que la vida del hombre terminará al dejar de respirar, para nada, si estudiamos el capítulo 9 y prácticamente todo el libro de Eclesiastés, nos damos cuenta que el Rey Salomón en sus últimos años de vida, plantea la realidad de esta vida pasajera en la tierra, ya que la palabra “Vanidad” se usa unas 37 veces en todo este libro, Salomón aconseja y advierte que el hombre no debe caminar en sabiduría humana sino vivir apegado a los mandamientos y estatutos de Dios, reconoció sus fracasos, y expresa que desperdició las bendiciones de Dios por placeres personales, todas las ambiciones personales igualmente te dejan un vacío, pues sólo Dios lo puede llenar. Toda esta dolorosa insatisfacción lo llevo a ver la vida como “perseguir al viento” y leemos expresiones como ¿Qué provecho tiene el hombre de todo su trabajo? Pero nótese que si hace hincapié a disfrutar la vida correctamente, teniendo temor a Jehová, manteniendo nuestras vidas por el camino de la obediencia, y concluye con una de las verdades más claras que existen (Eclesiastés 12:13 El fin de todo discurso oído es este: Teme a Dios y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre) ¿Por qué es el todo del hombre? Porque luego de morir, sólo quien vivió la vida que agrada a Dios, son los que tendrán gozo y paz, la vida eterna es la promesa fiel para los justos, para los verdaderos cristianos.

Sigamos estudiando Eclesiastés 9:5-6

“Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben” La muerte nos llegará a todos, sea por un accidente, enfermedad, por vejez, por un desastre natural etc. Todos físicamente pereceremos, algunos mueren acabando de nacer, otros no pasan de 2 años, pero lo importante es caminar con Cristo hasta el final, los muertos no reencarnan, ni andan por los aires atormentando, de modo que no pueden interactuar o accionar en el mundo físico

“Ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en el olvido” Nadie puede compensar a un muerto, pues no estará consiente de lo que esté ocurriendo en la tierra, sin embargo aquel que muere sin Cristo, en un lugar de tormento, si tendrá consciencia de su vida en la tierra, harán memoria sobre las cosas que vivieron, de cómo rechazaron la salvación, y este será uno de sus peores sufrimientos. En la tierra quedan inventos, reflexiones, libros, música, leyendas de hombres, pero tarde o temprano un nuevo inventor, músico, mejorará o perfeccionará su teoría, y más tarde que nunca, formará parte de un recuerdo.

Salmos 146:3-4 “No confiéis en los príncipes ni en hijo de hombre”, hace referencia a aquellos que ponen su mirada o su confianza en un Rey humano como lo tenían todas las naciones incluyendo a Israel, ningún hombre por más poder, dominio y control que tuviese podía garantizar paz, seguridad y vida en el ser humano. “Pues sale su aliento y vuelve a su tierra”, el proceso natural por el que pasa todo ser viviente, tanto en vida vegetal, animal y también en el hombre, llegará un día en que dejará de existir en esta tierra pues del polvo fuimos formados y al polvo regresaremos. “En ese mismo día perecen sus pensamientos”, no hay manera de arreglar o resolver algo cuando morimos, las personas nos recordarán como aquel hombre o aquella mujer que vivió e hizo tales cosas, pero no pueden participar en las decisiones de esta vida, ni interactuar con los humanos. El rico de Lucas 16, quería que Lázaro fuera a testificarle a sus hermanos, pero la respuesta que recibió era que ellos tenían la Ley y los profetas (las escrituras), sólo en esta vida es que decidimos donde pasaremos la eternidad

Conclusión:

Mateo 10:28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Jesús afirma que el hombre no es sólo este molde físico donde se encuentran los órganos, los huesos y todo lo que componen el cuerpo humano, sino que el alma y espíritu forman parte de la persona, cuando un impío muere, su espíritu regresa a Dios quien lo dio (Eclesiastés 12:7), pero el alma es la que va a condenación, por eso vemos referencias bíblicas que el alma es la que se pierde (Mateo 16:26; Marcos 8:36; Lucas 9:56; 12:20; Santiago 1:21; 5:20).  Durante todo el A.T. cuando estudiamos la historia del pueblo de Israel, Dios siempre ha exigido lo mismo (amar a Dios con toda nuestra alma, con toda nuestra mente, con todas nuestras fuerzas y con todo nuestro corazón, guardar sus mandamientos, sus estatutos, vivir alejados del pecado, obedecer su Palabra, ser fiel hasta la muerte). Para la iglesia de Jesucristo no es diferente, debemos hacer lo que Dios nos exige como pueblo santo, ser santos en toda nuestra manera de vivir, porque su promesa es fiel para los que le temen “1 Juan 2:25”

Ya es tiempo de estudiar las escrituras, el éxito de las religiones falsas es persuadir y manipular a las personas por ignorancia a la verdad Bíblica, donde quieren utilizar versiones adaptadas a su conveniencia, donde quieren poner revistas llenas de psicología, positivismo y humanismo por encima de la Palabra de Dios, ninguna revelación anti bíblica que quiera añadirle, quitarle o cambiar el contexto del sentido original, jamás será aceptada ni aprobada por Dios (esto es doctrina de demonios), seamos libres del engaño, y que nuestra posición ante cualquier duda o revelación extraña, siempre sea ¿Qué dicen las escrituras?

Juan 8:32 “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”

Ismael Quevedo

Engaños del catolicismo: El purgatorio

purgatorio

Cuando una persona fallece, es común escuchar expresiones como: ¡Dios lo tenga en su gloria! ¡Fulanito cuídanos desde el cielo! ¡Ahora pasó mejor vida! Etc. El mundo se ha configurado para pensar que todas las personas van al cielo, no importando como vivieron o que hicieron en esta vida. El catolicismo con la invención del purgatorio, ha llevado a pensar que aún después de morir, existe la posibilidad de una purificación o una expiación por los pecados para que la persona pueda entrar en el cielo, enseñan que el purgatorio es un lugar donde las almas de las personas sufren por estar separados de Dios, pero este lugar no es el infierno, sino un tiempo para ponerse a cuentas por sus pecados. Esta herejía definitivamente va en contra de lo que enseña la Biblia y ha promovido que las personas no vean la necesidad de vivir en santidad, que no vean la necesidad de arrepentirse y reconocer a Jesucristo como su salvador, si después de la muerte un cura “puede librarlos del infierno”

Veamos algunos pasajes que utilizan para argumentar su herejía:

Lucas 12:57-59 ¿Y por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo? Cuando vayas al magistrado con tu adversario, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre al juez, y el juez te entregue al alguacil, y el alguacil te meta en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí, hasta que hayas pagado aun la última blanca.

¿Qué dice la escritura? R= Jesús en Lucas capítulo 12 está dando unas enseñanzas y lecciones en contra de la hipocresía (v1-12), en contra del materialismo (v13-21), en contra la preocupación o el afán (v22-34), en contra de la infidelidad de los creyentes (v35-48), menciona que vino a causar división (v49-53), confronta la falta de preparación (v54-56) y en contra de la división (v57-59). Los versículos del 57 al 59, no hacen alusión a un purgatorio, ni a un lugar para purificación de pecados. Jesús enseña que no debe existir el odio ni la ira entre los cristianos, esta explicación también la encontramos en (Mateo 5:21-26), donde el versículo 22 la palabra “orgizo” refleja desencadenar ira, y en este mismo versículo se menciona que el que llame necio a su hermano será culpable de juicio, necio de la palabra aramea “raka” significa cabeza hueca, no es de cristianos llegar al abuso verbal, pues estas acciones en el mundo muchas veces desencadenan agresiones físicas y hasta asesinatos. Y expone un término más fuerte, el que llame fatuo a su hermano (proveniente de la palabra “moros” significa canalla, estúpido o sin vergüenza), quien se expresa de esta forma refleja frutos del viejo hombre y está expuesto al infierno. En Lucas 12:57-59 el título en la reina Valera 1960 es “Arréglate con tu adversario”. Jesús nos insta a buscar la reconciliación, a perdonarnos, no podemos traer una ofrenda al altar si no solventamos la diferencia con nuestro hermano, el odio es un fruto de la carne. La expresión adversario proviene de la palabra “antidikos” que en este contexto refleja oponente en un pleito. Para la época, cuando no se resolvía el conflicto, el alguacil echaba en la cárcel al deudor, esta persona tenía que trabajar para pagar lo que hubiera defraudado, la única manera de salir de la cárcel era pagando su deuda, es decir, la enseñanza refleja perdonar para resolver el problema.

Otro texto que usan para escudarse es: 1 Corintios 3:13-15  la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declararápues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

¿Qué dice la escritura? R= “El día”, no hace referencia a un tiempo en el purgatorio, sino al tribunal de Cristo. La palabra fuego tiene varios significados en la Biblia, proviene de la palabra “pur” pero el significado que se utiliza para estos versículos es juicio divino, donde el Señor evaluará la vida de los creyentes con el propósito de recompensas eternas. En 2 corintios 5:10 Pablo menciona que todos los cristianos comparecerán ante el tribunal de Cristo para recibir lo que nos corresponde, sea bueno o malo. El arrebatamiento no es asunto de recompensa, sino de salvación, de modo que todos los creyentes vivirán con Cristo desde el momento del arrebatamiento (1 Tesalonicenses 4). Cuando leemos lo bueno y lo malo (2 corintios 5:10) no hace alusión al pecado, porque éste quedó resuelto con el sacrificio de Cristo, pero si se trata del tiempo invertido en las cosas eternas, en el esfuerzo que más se hizo por lo espiritual que en lo terrenal, en los flojos en velar, en las actividades de valor eterno o las triviales

Si permaneciere: se refiere a mantenerse sobre el fundamento (soportar la tentación, ser fiel y agradables a Dios, pelear la batalla, guardar la fe) el que haga esto recibirá recompensa (1 Corintios 4:5; Apocalipsis 22:12).

Sufrirá pérdida: proveniente de la palabra “zemioo” significa padecer pérdida o sufrir pérdida. En el tribunal de Cristo, los hijos de Dios recibirán sus recompensas por su fidelidad al Señor. Todo lo que en sus vidas haya sido contrario a su voluntad les significará una pérdida.

“El catolicismo enseña que como Dios es Santo, nadie puede entrar al cielo sin una previa purificación, y argumentan que es inevitable llegar a la plenitud de santidad como para entrar al cielo”  

 ¿Qué dice la escritura? R= Es cierto que Dios es  Santo, su santidad significa que Él es distinto y trascendente con relación a todo lo creado, incomprensible e inaccesible al hombre, la Biblia lo enseña (Salmos 99:3, 9; 119:9; Isaías 6:3; 57:15; Oseas 11:9; Ezequiel 36:22; Lucas 1:49; Hechos 3:14; 4:27,30). Pero la Biblia no habla de un purgatorio al morir, enseña que debemos vivir en santidad mientras estemos con vida, porque por eso nacemos de nuevo (Juan 3:3), cuando Cristo nos resucitó de una muerte espiritual, inmediatamente comenzamos a aborrecer el pecado (1 Juan 3:9) y así como en el A.T. Jehová demandaba santidad a su pueblo Israel, también los cristianos hoy deben vivir en santidad porque somos llamados a vivir según el modelo de Cristo, donde el mismo Pablo se refería a los cristianos de las iglesias como los santos (Romanos 1:7; 1 Corintios 1:2; Efesios 1:4; 2:19,21; 4:12; 5:3; Filipenses 1:1; Colosenses 3:12; 1 Tesalonicenses 3:13; Hebreos 12:14; 1 Pedro 1:15-16). Definitivamente estamos llamados a obedecer la Palabra de Dios, a aplicarla en nuestras vidas, a estar consagrados y apartados para Dios, para demostrar que somos verdaderos cristianos y sabemos a dónde vamos, a una eternidad Gloriosa con nuestro Salvador Jesucristo.

Otra cita que utilizan para argumentar su herejía: Mateo 12:32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero. La traducción que usan los católicos culmina diciendo: “no se le perdonará ni en este mundo ni en el otro”, ellos subjetivamente argumentan: entonces sí existe un mundo donde se perdonan los demás pecados, menos la blasfemia contra el Espíritu Santo. Pero ¿Qué dice la escritura?

La palabra siglo proviene del hebreo “olam” y del griego “aión” pero este término en la Biblia no se refiere estrictamente a cien años, sino a un periodo largo e indefinido, muchas veces en la Biblia vemos referencias a la eternidad de Dios con la expresión siglos perpetuos, desde el siglo hasta el siglo o los siglos de los siglos (Génesis 9:12; Salmos 41:3; 1 Crónicas 29:10; Daniel 6:26; Mateo 6:13). Ahora cuando leemos “el siglo venidero o los siglos venideros” se refiere a una época futura en la cual Dios ha de revelar su gloria, por haber concedido a los creyentes su gracia y bondad interminable, en el inicio del siglo venidero los cristianos pasamos a la vida eterna  (Marcos 10:30; Efesios 2:5-7; Apocalipsis 7:10-12). Este siglo es el período de tiempo en el que estamos ahora (Las personas se casan “Lucas 20:34”, donde los gobernantes del mundo perecen “1 Corintios 2:6”, la sabiduría del mundo pertenece a este siglo “1 Corintios 1:20”, donde satanás es el dios de este siglo “2 Corintios 4:4”). Por lo tanto, la expresión, “este siglo y el venidero”, representa que no tiene fin. Entonces ¿Dónde se menciona un purgatorio en la Biblia? En ninguna parte, todos son pensamientos subjetivos y fuera de contexto, para introducir beneficios propios como el pago por las indulgencias que es anti bíblico.

Conclusión:

Amigo ya es tiempo de que seas libres del engaño del catolicismo, quienes tuercen las escrituras a su conveniencia, y están llevando a muchos al infierno, no existe eso de pecados veniales y mortales, para Dios es tan pecador el mentiroso, como el adúltero, el que odia, como el que roba, el homosexual como los idólatras, la Biblia es muy clara en cuanto a este punto:

1 Corintios 9-10 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

Apocalipsis 21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Gálatas 5:19-21  Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Romanos 1:29:32 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

Adicionalmente el mismo Jesús habló más que cualquier profeta o apóstol sobre el infierno y el día del juicio: Mateo 5:29; 8:12; 10:15; 11:22,24; 12:36; 13:42,50; 18:9; 22:13; 24:51; 25:30; Marcos 6:11; Lucas 13:28

Lo que Jesús nos enseña Lucas 16, sobre la parábola del rico y Lázaro, termina de invalidar la herejía del purgatorio, nótese que Jesús indica el nombre del mendigo “Lázaro” para enseñar que no era una historia imaginaria, sino un acontecimiento real, el rico era un pecador que nunca vio la necesidad de buscar de Dios, y murió lleno de placeres, vanidades y pecados. Pero Lázaro que fue al seno de Abraham (paraíso), no llegó por ser pobre, sino por demostrar ser un hombre temeroso de Dios y recto en sus caminos, ya que nadie será salvo por obras (Efesios 2:8-9). La biblia enseña que el rico terminó en el Hades, que se utiliza para referir al lugar de tormento donde van los impíos, no existe un lugar intermedio, ya el rico no tenía posibilidad de salir de ese lugar (Lucas 16:24-25). Y cuando el rico pidió a Abraham (término figurado a Jesús “Juan 1:18”) que enviara a Lázaro a testificarle a sus 5 hermanos, para que ellos no llegaran a ese lugar (Lucas 16:27-28), Abraham le dijo: ¡A Moisés y los profetas tienen; óiganlos! Es decir, las escrituras (Juan 6:63; Hechos 4:12; Santiago 1:18; 1 Pedro 1:23), no le dijo que en el purgatorio se podían salvar.

Amigo no todo está perdido, en Jesucristo y sólo mientras tengamos vida, podemos nacer de nuevo, podemos vivir para agradar a Dios, evidenciando pureza, amor, santidad, obediencia a la Palabra, siendo justos, rectos, misericordiosos, demostrando que somos verdaderos hijos de Dios. Al que Jesucristo resucitó espiritualmente, progresivamente seguirá siendo más santo en cada área de su vida, los de la iglesia en corinto, practicaron muchos de los pecados que se muestran en (1 Corintios 6:9-10), pero Pablo en el versículo 11 nos enseña que Jesucristo realmente puede cambiar y salvar al peor pecador que pueda existir:  “Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”. De modo que cuando nos toque partir, cuando venga el rapto de la iglesia, podamos estar con vestiduras blancas y sin manchas para vivir eternamente con nuestro Señor

Juan 8:32 “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”

Ismael Quevedo