¿Qué es Avivamiento?

Muchas iglesias en todas partes del mundo están desesperadas por un “avivamiento” que debería manifestarse en este siglo, para ellos este mover se evidencia por milagros, sanidades, profecías, visiones, experiencias, lenguas extrañas, entre otras. Inclusive cuando en un país comienza este “avivamiento” muchos pastores quieren viajar con sus líderes como para ver si algo de ese mover del “Espíritu Santo” se les pega. Pero al parecer pocos entienden lo que realmente sucedió en Hechos capítulo 2. Pentecostés es una fiesta solemne de los judíos, no una experiencia mística y común entre los cristianos. Hechos 2 fue el comienzo de la nueva época cuando el Espíritu Santo vino para morar para siempre en los cristianos. No es el patrón general de una experiencia extraña y eufórica entre todos los creyentes de todos los siglos. Fue algo único que Dios hizo una vez para siempre como una señal delante de los judíos quienes siempre querían señales para creer (Juan 2:18, 23; 3:2; 6:2, 14, 30) mientras que para los gentiles, era la exposición del evangelio

(1 Corintios 1:21-22) Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría

Inmediatamente que llegó el Espíritu Santo, los Apóstoles comenzaron a predicar con denuedo la Palabra de Dios, y era la permanecía en las escrituras lo que siempre prevaleció en la primera iglesia, no los milagros ni las sanidades. No estoy diciendo que Dios en su soberana voluntad no puedo obrar milagros en este tiempo, pero si hago énfasis que esto no es lo que produce un avivamiento. Si alguien fuese sano de cualquier enfermedad, pero nunca nace de nuevo, su alma se perderá, si alguien tiene “visiones” pero nunca nace de nuevo, su alma se perderá, si la iglesia atrae al mundo con bienestar, pero no expone el verdadero evangelio, estas personas nunca serán salvas. Por eso es importante saber que sin un estudio profundo y correcto de las escrituras, muchas iglesias no predican el evangelio, sólo hablan de su conveniencia y esto sólo llega al alma de las personas, una correcta exposición del evangelio es lo que produce FE para salvación (Romanos 10:17) y sólo una correcta exposición de la Palabra de Dios, puede producir cambios en el creyente (Hebreos 4:12)

“Hoy la mayoría de las iglesias quieren señales, pero no quieren Palabra de Dios, van a las iglesias por pan (necesidades humanas) pero no por el Pan de Vida (Jesucristo) quieren la mejor vida en la tierra, pero no quieren ir al cielo”

Los apóstoles estudiaron con el mejor Maestro, caminaron 3 años y medio con el verbo hecho carne, se formaron por 3 años y medio con la Palabra de Dios, de modo que estaban lo suficientemente preparados para exponer el verdadero evangelio, corregían, juzgaban y exhortaban por lo que decían las escrituras, y los resultados no pasaron desapercibidos, podemos ver cristianos genuinos en la primera iglesia, aquellos que morían por su fe, aquellos que eran torturados por no negociar su salvación.

Les invito a escuchar la excelente enseñanza sobre ¿Qué es avivamiento? por el Pastor Paulo Junior

Juan 8:32 “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”