Doctrina de la Salvación (Soteriología)

Doctrina de la salvación parte I

  • Alcance del tema
  • Los motivos para la salvación
  • Importancia de entender la salvación para no predicar un evangelio falso
  • ¿Por qué se llama soteriología?
  • Doctrina de la salvación parte II

Temas abordados:

– La provisión dada por Dios
– La necesidad de su pasión
– La persona de la pasión
– Los sufrimientos de la pasión

Doctrina de la salvación parte III

Temas abordados:

  • Bosquejo de la pasión (Los juicios, el día, el método)
  • Cargar la cruz
  • El significado de su muerte (Una sustitución por los pecadores)

Doctrina del pecado

Parte I:

  • Introducción a la doctrina
  •  Origen del pecado

Parte II

Puntos explicados:

– Definición del pecado
– Diferencia entre pecado y pecados
– El origen del pecado
– La universalidad del pecado

Parte III

Puntos explicados:

  • La condenación del pecado es inevitable y terrible
  • Jesús fue hecho pecado por nosotros
  • El perdón de los pecados ha quedado ya adquirido por Cristo
  • La convicción de pecado

Parte IV

Puntos tratados:

– Ampliación del concepto pecado
– Pecado por omisión
– Características del pecado

Parte V

Puntos explicados:

Consecuencias del pecado
– Separa de Dios
– Quita la paz del alma
– Trae sufrimiento
– Conduce a muerte

La solución al pecado
– Jesús es el remedio
– Su sangre limpia del pecado
– La obediencia a Cristo como resultado de la salvación

Conociendo a nuestros adversarios

advesarios

Tema 1: Satanás (origen y caída)

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/conociendo-a-nuestros-adversarios-i/ZWj/

Tema 2: ¿Cómo es satanás?

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/conociendo-a-nuestros-adversarios-parte-2/NYz/

Tema 3: ¿Cómo trabaja satanás?

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/conociendo-a-nuestros-adversarios-parte-3/iBK/

Tema 4: Ángeles caídos, alcohol y drogas

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/conociendo-a-nuestros-adversarios-parte-4/1Hu/

Tema 5: La música, un instrumento de gran daño

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/conociendo-a-nuestros-adversarios-parte-5/3Fc/

Tema 6: Inmoralidades sexuales

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/conociendo-a-nuestros-adversarios-parte-6/s0M/

Tema 7: Parejas incorrectas

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/parejas-incorrectas/p7q/

Tema 8: Homosexualidad

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/homosexualidad/C5K/

Tema 9: Perversión en el hablar

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/perversin-en-el-hablar/QyV/

Tema 10: Tatuajes y la vestimenta inapropiada

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/los-tatuajes-y-la-vestimenta-inapropiada/6Rh/

Nacer de nuevo

fefamilia10

En el mundo podemos toparnos con personas que afirman ser creyentes de Dios, que reconocen que Él existe, que creó todas las cosas y aún pueden afirmar que Jesús es el Hijo de Dios, que vino a este mundo a morir por los pecados de la humanidad y que Él es su único y suficiente salvador. Considero que si cada persona que afirma creer en Dios de esta forma, debe contarse como un verdadero cristiano, por lo menos cada ciudad debería estar llena de iglesias bíblicas, donde no hubiese espacio para sentar a tantas personas, donde los cines, las playas, los parques y tantos otros lugares de entretenimiento, quedarían casi vacíos, por lo menos los días domingo. Ahora, no estoy diciendo que sea pecado ir a una farmacia o comprar alimentos ese día, pero debemos recordar enfáticamente que el domingo es el día del Señor y las principales actividades que debemos hacer son con fines espirituales. Así que vamos a estudiar la definición de la palabra creer en el NT.

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna

La palabra griega para cree utilizada en este pasaje es “pisteuo” y entre sus definiciones está (tener confianza, considerar cierto, tener la fe). Claramente el pasaje apunta a confiar en Jesús, el unigénito Hijo de Dios, de modo de que si una persona afirma que es un verdadero cristiano, no sólo reconoce la existencia de Dios y la deidad de Cristo, sino que entiende firmemente el propósito por el cuál Jesús murió y resucitó, esa persona acepta como real y cómo verdad que Jesús es el único camino para ser salvo, pone su confianza, su dependencia total, cree en Jesús, en sus atributos, en su naturaleza y es una confianza permanente. Ahora este pasaje es muy común al momento de exponer las buenas nuevas de salvación, pero note que en esta conversación de Jesús con Nicodemo, en los versículos anteriores, Jesús le dice que es necesario nacer de nuevo (Juan 3:3), sabemos que la salvación es por Gracia, mediante la Fe (don de Dios) en Jesucristo (Efesios 2:8), pero este nuevo nacimiento espiritual del que habla Jesús, no se produce sin antes tener un genuino arrepentimiento, que sólo puede ser posible mediante una clara y correcta exposición del evangelio, es allí que después de entender su condición depravada y perdida asimila la urgencia de acudir a Cristo, doblegando todo orgullo, humanismo, altivez, autosuficiencia para poner su confianza en Cristo para salvación. Es evidente que el mismo Nicodemo aceptó que su bondad moral, su fervor por la religión y el cumplimiento de sus deberes legales, no aportaban ningún requisito, ni lo aproximaban para ser salvo. Esta misma palabra griega es la que también se usa en otros pasajes como (Juan 3:18, 36; 4:39, 41, 53; 6:35; 7:38; 13:19; 16:9; Hechos 2:44; 4:4, 32; 5:14; 8:12; 9:42; 13:48; Romanos 1:16; 3:22; Gálatas 2:16; Efesios 1:13; Filipenses 1:29; 1 Timoteo 1:16)     

Nótese que el mensaje de Jesús al iniciar su ministerio fue “arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 4:17b) y en el evangelio de Marcos 1:15 nos sigue dando el orden de cómo se produce un nuevo nacimiento “arrepentíos y creed en el evangelio”. También fue el mismo mensaje que siguieron replicando los apóstoles (Hechos 2:38; 3:19; 17:30). Por tanto, comenzamos a ver que un verdadero cristiano, no sólo proclama con su boca la verdad en cuanto al evangelio o en quien ha depositado su fe, no sólo afirma que se ha arrepentido de sus pecados, sino que esa persona ahora vive, practica y obedece la fe.  Me temo que un buen número de personas que asisten a las iglesias “cristianas” no han entendido en su definición bíblica lo que es ser un cristiano verdadero, porque el sólo hecho de asistir a la iglesia, involucrarse en algún ministerio, el repartir tratados o tocar algún instrumento musical, no es señal o evidencia de que somos hijos de Dios, puedo escribir estas palabras con seguridad de lo que digo, principalmente porque la Palabra de Dios así lo afirma y segundo porque yo también fui en un tiempo esclavo del pecado y conozco bien lo que es estar perdido. Sin ningún tipo de elevación ni de creerme superior a los demás, hoy sé que he nacido de nuevo porque el cambio que ha producido el Espíritu Santo en mi vida, es algo que no puedo negar. Amigo lector, el que realmente ha sido salvo, no sólo es justificado del pecado, no sólo ha sido reconciliado con Dios y ha sido adoptado, también experimenta la regeneración interna, es decir, nacer de nuevo espiritualmente, por la acción del Espíritu Santo (Juan 3:5-8), va más allá de no avergonzarse del evangelio, porque esto involucra una transformación radical y completa en el alma (Romanos 12:2; Efesios 4:23) que irá creciendo gradualmente durante nuestro caminar con Dios, lo correcto es tropezar menos a medida que la santificación es practicada en nuestras vidas. Una señal de que somos realmente cristianos, es que no practicamos el pecado, es decir, no cedemos constantemente a todo acto, pensamiento o palabras que constituyan una ofensa a la moral y a la santidad de Dios, cuando éramos esclavos del pecado planificábamos el mal sin ningún tipo de temor, ya que al final estábamos llenando nuestra vida de placeres, deseos y prácticas que no chocaban en nada con nuestro espíritu muerto, era como darle carne fresca a un león hambriento, quien no está considerando si la carne es de un búfalo o de una cebra y menos si está sazonada, lo único que quiere es satisfacer su apetito. Otro punto importante de un cristiano genuino es que no se abstiene de pecar porque alguien lo puede ver o por el que dirán, pero su corazón está deseoso de pecar, ¡No! Todo lo contrario, uno llega a detestar y aborrecer toda inmundicia que, aunque parezca atractivo, sabemos que nos conduce al pecado, que es lo único que afecta nuestra comunión con El Señor y trae consecuencias dolorosas, por eso cada pecado debe ser confesado (1 Juan 1:9). Un tercer punto que puedo resaltar es que la persona verdaderamente convertida, produce actividades espirituales, por ejemplo: practicar la justicia (1 Juan 2:29), aman a sus hermanos en la fe (1 Juan 4:7), experimentan la victoria de la fe sobre el mundo (1 Juan 5:4) y progresivamente los frutos del Espíritu son evidentes en sus vidas (Gálatas 5:22, 23).

Es importante que nos examinemos a la luz de la Biblia, no sea que estemos ayudando a otros a entrar al redil, pero ni siquiera nosotros hemos sido convertidos, creer no lo podemos resumir en sólo aceptar el sacrificio de la cruz como si hubiese sido una transacción, no es como si Dios dijo: ¡Ya te salvé, ahora te espero en el cielo! Porque para salvarnos del pecado y de vivir una vida de pecados nos vino a rescatar Jesucristo, el Diccionario Teológico Beacon expone algo importante en cuanto a la regeneración: “El Espíritu Santo ofrece un cambio tan decisivo en la naturaleza humana que el dominio del pecado, que es natural en el hombre, es quebrantado para que las personas que se arrepienten y creen puedan servir a Dios libremente y seguir sus caminos”. Note lo importante de la parte final, servir y seguir a Dios que traducido es ser un siervo, un esclavo de Cristo, rindiendo toda nuestra vida en adoración, así que si decimos que amamos a Dios, debemos ser vividores y practicantes sinceros de su Palabra

Salmos 85:13 La justicia irá delante de él, Y sus pasos nos pondrá por camino.

Juan 13:15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.

1 Corintios 11:1 Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.

1 Pedro 2:21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas

1 Juan 2:6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

Como conclusión colocaré una contundente verdad expuesta por el predicador Charles Spurgeon en una prédica titulada “La regeneración”, el dijo lo siguiente: 

Es algo sorprendente comprobar cuánto se aproxima a expresar la vida el pintor, y, sin embargo, el lienzo está inerte e inmóvil; y es igualmente sorprendente ver cuánto se puede acercar un hombre a ser cristiano, y, sin embargo, debido a que no es nacido de nuevo, la regla absoluta lo excluye del cielo; y, con toda su profesión, con todas las galas de su profesada piedad, y con todos los vistosos penachos de la experiencia, tiene que ser transportado lejos de las puertas del cielo

Ismael Quevedo

No matarás

no-mataras-21

La Biblia en ninguna manera se contradice, porque Dios no se equivoca y no hay nada que lo sorprenda. Así que es muy importante cuando leemos en las escrituras, que si algo nos parece contradictorio, no debemos pensar que tiene errores, sino que posiblemente no estamos aplicando los métodos de interpretación Bíblica. Por lo general esta suele ser la reacción de aquellos que cuestionan y descalifican la Biblia, porque muchas cosas no les parecen lógicas y razonables, sin embargo el cristiano, por medio de la Biblia, la fe, la razón y bajo la dirección del Espíritu Santo, podrá comprender el consejo de Dios plasmado en las escrituras, que no puede ser entendido por un corazón corrompido que desprecia y rechaza la verdad de Dios.

El mandato no matarás se encuentra registrado en el libro de Éxodo 20:13 y Deuteronomio 5:17 e integra el grupo del segundo gran mandamiento que es amar a tu prójimo como a ti mismo. La expresión no matarás viene de la palabra hebrea “ratshaj” y significa matar a propósito, pero en un contexto bastante amplio, es decir no sólo cuando nos referimos a un asesinato por violencia, también es por desenfreno, ira o venganza. Esto incluye el suicidio, que en ninguna manera es aprobado por Dios, pues el individuo pone fin a su existencia física despreciando al autor de la vida. Pero la pregunta que queremos estudiar es ¿por qué si las escrituras son tan claras con respecto al asesinar, cómo el pueblo de Israel arremetía contra pueblos enemigos exterminándolos sin piedad? ¿Por qué esto no les era contado como pecado?

La respuesta es más sencilla de lo que parece, cuando la orden venía de Dios, no era pecado, puesto que era el instrumento de juicio que Dios usó para castigar la maldad, la iniquidad y el pecado de los pueblos paganos, inclusive muchas veces los israelitas fueron asesinados por sus vecinos enemigos porque Dios enviaba juicio a Israel, de modo que no podemos creer esa falsa enseñanza que el Dios del Antiguo Testamento era un Dios malvado y castigador, pero que en el Nuevo Testamento tenemos un Dios más amoroso. Lo otro que debemos entender es la enseñanza espiritual que tenemos del Israel del Antiguo pacto, por ejemplo, sabemos que Egipto representa el mundo e Israel, el pueblo escogido de Dios, si lo llevamos a la aplicación espiritual, todos los que salimos de la esclavitud del pecado, ahora somos pueblo de Dios, es decir la iglesia de Cristo, por tanto muchos actos fueron literales en aquella época, pero para nosotros hoy son ejemplos o tiene un significado espiritual y en el caso de matar sabemos que ningún verdadero cristiano, saldrá a quitarle la vida a otro, diciendo que Dios le dijo que lo hiciera.

Si estudiamos el libro de Génesis podremos obtener las siguientes respuestas, ¿De dónde surge la muerte espiritual? Génesis 2:16, 17 “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”. Dios quiso probar la obediencia del hombre, pero le alertó las consecuencias que tendría si le desobedecía. ¿Cuándo se establece la muerte física? Génesis 3:19 “Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás” La muerte física no fue instantánea pero evidentemente vino por causa del pecado y Dios fue quien la estableció. Por tanto, Dios como creador y dador de la vida, es el único que tiene la potestad de poner fin a todo ser humano, de la forma en como Él lo haga, sin embargo, esto no anuló la capacidad de los hombres para asesinar, ni significó que respetarían dicho mandato (clara consecuencia del pecado). Nótese que la reacción de Caín al ver que su ofrenda no fue mirada con agrado, fue matar al que según él le quitaba el favor de Dios, fue eliminar a su competencia o darle una lección a Dios (Génesis 4:3-8). Pero inmediatamente que Caín pecó, vino juicio contra él de parte de Dios como consecuencia de su maldad (Génesis 4:10-12). No es que Dios arbitrariamente estaba castigando a los hombres como si se complaciera en la muerte del impío, cuando Dios sentenciaba a un hombre o a un pueblo a muerte, era porque esa persona o ese pueblo había ofendido su santidad, aun cuando había tenido misericordia y les había dado tiempo para que se arrepintiesen, en el caso del diluvio fueron 120 años, pero ni esta población ni las personas de Sodoma y Gomorra, llegaron a dar una señal de arrepentimiento, así que Dios no es injusto en ninguna manera, Él es amor, es bueno, compasivo y misericordioso, pero también, justo, santo y severo, si Él sólo fuera amor, pero no fuera justo, no sería perfecto pues iría en contra de su naturaleza que sabemos que nunca cambiará (Inmutable).  

Dios siempre ha sido quien sentencia el juicio, (Génesis 6:3, 7; 15:14-16; 18:20,21; Deuteronomio 13:15, 16; 20:16-18; Josué 6:16-21). Pero cuando alguien por decisión propia, cometía una asesinato, era juzgado y castigado por Dios, tal como sucedió con David al planificar la muerte de Urías. Los israelitas no tenían licencia para matar a nadie de entre su propio pueblo ni contra sus enemigos, pero si la orden venía de Dios, ellos tenían que obedecerle, leamos lo que sucedió cuando el pueblo construyó un becerro de oro:

Éxodo 32:25-28 Y viendo Moisés que el pueblo estaba desenfrenado, porque Aarón lo había permitido, para vergüenza entre sus enemigos, se puso Moisés a la puerta del campamento, y dijo: ¿Quién está por Jehová? Júntese conmigo. Y se juntaron con él todos los hijos de Leví. Y él les dijo: Así ha dicho Jehová, el Dios de Israel: Poned cada uno su espada sobre su ; pasad y volved de puerta a puerta por el campamento, y matad cada uno a su hermano, y a su amigo, y a su pariente. Y los hijos de Leví lo hicieron conforme al dicho de Moisés; y cayeron del pueblo en aquel día como tres mil hombres

Por otra parte debemos conocer que Dios ordenó la destrucción de los cananeos no sólo por su maldad que había llegado a su punto más alto, sino porque eran pueblos enemigos de Israel su nación escogida, de modo que el castigo viene tanto por su degradada sociedad como su intención de destruir a Israel. Adicionalmente Dios prometió que maldeciría a todos aquellos que maldijesen a Israel (Génesis 12:3) y cumpliría el juramento que le hizo a los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob (Deuteronomio 9:5) de introducir a Israel a la tierra de Canaán. En algunos casos destruyó a los enemigos mediante batallas con Israel, pero en otros mostró su infinito poder como cuando ahogó al ejercitó de Faraón en el mar rojo. Ya entendiendo que Dios es quien da y quita la vida (Deuteronomio 32:39; 1 Samuel 2:6; 2 Reyes 5:7; Juan 5:25-29; 11:15; apocalipsis 1:18) podemos concluir lo siguiente:

  • Las escrituras no aprueban el homicidio, ni suicidio, ni ninguna práctica que le ponga fin a un ser humano (aborto, eutanasia)
  • Dios no es un genocida, los cananeos y todos los pueblos que fueron y serán juzgados por Dios, recibieron un castigo como consecuencias de sus pecados y depravaciones, por ejemplo, los cananeos no sólo eran idólatras, también practicaban el incesto, la prostitución sagrada, el adulterio, la homosexualidad, la bestialidad y sacrificaban a sus hijos vivos, ofreciéndolos a sus dioses paganos, de modo que desde el más grande hasta el más pequeño, eran profundamente pervertidos.
  • Dios fue misericordioso con estos pueblos, ya que en el caso de los cananeos les dio 400 años para que se arrepintieran (Génesis 15:16)
  • Salvó a aquellos que realmente se arrepintieron o eran justos como el caso de Lot con la destrucción de Sodoma y Gomorra (Génesis 19), pero también a Rahab y su familia en la destrucción de Jericó (Josué 6:17)
  • Dios no se complace con la muerte del impío (Ezequiel 18:21-23; 33:10, 11; 1 Timoteo 2:4; 2 Pedro 3:9)
  • Quien haya cometido un asesinato no significa que ya no puede recibir perdón de Dios, si realmente experimenta un genuino arrepentimiento, Jesucristo perdona sus pecados y lo limpia de toda maldad, aunque no signifique ser librado de las consecuencias.
  • El Nuevo Testamento no sólo nos deja claro que es pecado quitarle la vida a otro ser humano (Mateo 5:21; 19:18; Lucas 18:20; Romanos 13:9; Santiago 2:11), sino que Jesús extiende más el concepto de homicidio en el plano espiritual, Él dijo: Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego”. Mateo 5:21, 22. En otras palabras Jesús dijo, también es quebrantado el mandamiento cuando por los sentimientos, pensamientos o palabras nos dirigimos a nuestros hermanos con odio, desde la expresión más simple hasta la más envenenada. El apóstol Juan habló con relación a este tema “Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él.” (1 Juan 3:15). Así que no sólo alguien es homicida cuando se asesina, el llamar fatuo del griego morós (tonto, idiota, ignorante, insensato) refleja que esa persona NO tiene amor hacia su hermano, y el que no ama a su hermano permanece en muerte, un ejemplo similar al que adultera con alguien en su corazón.

 

#Labiblianosecontradice

Ismael Quevedo

 

¿Todo me es lícito?

licito

1 Corintios 10:23 Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica

Este es uno de los pasajes más utilizados en las escrituras cuando alguien trata de justificar ciertos actos en su vida, lo exponen como si Dios dijo: ¡Eres libre de hacer lo quieras! Pero considera que no todo te es provechoso. ¿Será este el significado que muchos le quieren dar a este pasaje? ¿Acaso la libertad cristiana, significa permiso de hacer cualquier cosa pero con precaución? La palabra lícito en nuestro idioma significa: Que está de acuerdo con la razón o con lo que se considera justo o razonable. La RAE lo define como: Justo, permitido, según justicia y razón. Nótese bien, es “justo”, “permitido”, según la “justicia y razón”. De modo que si ante la justicia terrenal, cierta acción, no es consideraba ilícita o ilegal, o peor aún, si según nuestra razón, no es algo malo, entonces no hay ningún pecado en ello, muchos dicen que mientras las personas tengan su consciencia tranquila, todo está bien. Ahora sabemos que las personas que viven en el pecado, van a pensar así, recuerden que ellos aún están bajo el dominio del príncipe de este mundo (2 Corintios 4:4; Efesios 2:2; 1 Juan 5:19; Apocalipsis 12:9) y que no sólo son esclavos, sino que les hace pensar que todo lo que ellos hacen, es válido y correcto, que ha difundido un movimiento humanista que está totalmente en contra de Dios y su ley moral. Pero para aquel que por la Gracia de Jesucristo, ha sido salvo del pecado, que ahora tiene la mente de Cristo y que ha nacido de nuevo, este tipo de frases, expresiones y costumbres, deben quedar desechadas totalmente, si es que en verdad vivimos bajo la guía del Espíritu Santo y bajo la autoridad de la Biblia.

Cuando estudiamos las escrituras, podemos ver que desde el capítulo 8 al 11:1, habla sobre las libertades cristianas, pero no en el contexto de hacer lo que nos parezca, o si según nosotros no es malo, Pablo aborda específicamente el tema de la comida sacrificada a los ídolos, ya que para este tiempo los griegos y los romanos pensaban que las personas podían ser poseídas o invadidas por espíritus malignos, así que al ofrecer comida a sus dioses, “ellos” los librarían de los demonios y también purificarían la carne que eran usadas para sus rituales y festejos paganos. Sin embargo, algunos cristianos de la iglesia en Corinto, que creyeron durante los 18 meses que Pablo estuvo con ellos, sabían que comer alimentos comprados en los mercados, aún si hubiese sido ofrecido en otro momento a dioses paganos, no les sería contado como pecado. Pero conociendo Pablo, que dentro de la iglesia, también existen creyentes más débiles en la fe, exhortaba a los hermanos más maduros a abstenerse de comer este tipo de alimentos, si esto se podía convertir en una confusión o tropiezo para los más débiles (1 Corintios 8:5-13). En el capítulo 9 hace referencia a que él como apóstol de Jesucristo, teniendo como prioridad, llevar el evangelio a todos los que pudiese, indica que su ministerio estaba por encima de sus deseos personales, trabajando de forma voluntaria en muchas oportunidades para no ser de carga a los hermanos, pero que en ocasiones era sustentado por las iglesias, aunque no significaba que su ministerio, era por motivos económicos, (1 Corintios 9:3-16) nunca pretendió ser superior a los demás, ni puso barreras por las creencias y prácticas de los hombres, porque él estaba decidido a predicar la verdad, con el anhelo que algunos se salvaran (1 Corintios 9:18-23). Más adelante el capítulo 10, donde se encuentra el versículo del tema, Pablo amonesta contra la idolatría, advirtiendo a los corintios sobre no sentirse tentados a jugar con prácticas idolátricas de sus vecinos, porque existe un peligro real, no imaginario, enseñando que el castigo y las consecuencias que tuvo Israel en el tiempo de Moisés, quedaron escritas para que nosotros no cometamos los mismos errores (1 Corintios 10:1-6). Alertó a los Corintos a no participar de la idolatría en la que muchos habían caído, porque esto fue lo mismo que hicieron los israelitas en Éxodo 32:6, donde murieron unos 3000 hombres y otros fueron heridos por mano de Jehová (Éxodo 32:28, 35). Pablo también señala en el v8, “ni forniquemos” como algunos en Israel lo hicieron, pero no se refiere metafóricamente a fornicar con los ídolos en el plano espiritual, sino en el propio acto sexual que Dios también aborrece, la palabra griega usada aquí es “porneuo” que significa cometer fornicación o actuar de prostituta. En corinto este tipo de actos era común, pues en el culto a la diosa afrodita, la prostitución era parte del ritual. Tampoco se debe tentar ni murmurar contra Dios (v9-v11). Más adelante Pablo aclara que debemos tomar muy enserio la vida cristiana, no pensar que podemos andar con Dios y con el mundo a la vez, tocando el tema de la Santa Cena, aclara: ¡lo que el mundo llaman ídolos, son realmente demonios! lo impuro en sí no es comer la carne que se usó con estos fines, deben abstenerse de participar en la mesa del Señor, si también beben de la copa de los demonios (v15-v22).

Y después de un conocimiento un poco más claro del contexto, ahora leemos nuevamente el versículo 23 “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edificaPablo está diciendo, algunos se escudan en la frase, o se dice “todo me está permitido” o “se me permite hacer cualquier cosa” pero Pablo responde, pero NO todo conviene, NO todo edifica, en eso no consiste la libertad cristiana, NO es que ahora tenemos excusas para pecar, porque más bien los siguientes versículos nos dan unos principios importantes que debemos imitar sobre la libertad en Cristo:

  • Edificación antes que conveniencia (v23)
  • Buscar el bien de los demás (v24)
  • Libertad sobre el legalismo (v25-v27)
  • Sumisión mutua en lugar de condenación (v28-v30)

Hermanos la libertad cristiana no consiste en imitar prácticas que hay en el mundo dándole un toque espiritual, no es imitar al mundo porque ya no debo estar tan directamente relacionado con él, por estos pasajes mal interpretados tenemos un grupo de “cristianos” escuchando música secular, tatuándose pasajes bíblicos, asistiendo a fiestas y conciertos donde en nada se Glorifica a Dios, colocándole una letra dizque cristiana, a una música creada con el fin de promover el pecado, viendo programas con trasfondos satánicos o con alto contenido sexual, porque ellos dicen: “Todo me es lícito, pero no todo me conviene”. Hermanos no caigan en el engaño de este cristianismo falso, suavizante del pecado, amador del mundo y sus deseos, la Biblia no enseña que el cristiano puede frecuentar sus antiguas andanzas, pero con madurez, ni que aún, cuando existan cosas que no sean pecado, pero que no edifican, las debamos abrazar. Note lo que Pablo escribe en 1 Corintios 6:12Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna, él no se está contradiciendo con los versículos anteriores (v9-v10) todo lo contrario, aclara que muchos de la iglesia en corinto y en nuestros tiempos, éramos semejantes y hacíamos tales prácticas, pero que ya hemos sido perdonados, justificados y santificados, en el nombre de Jesús y por el Espíritu de Dios, por eso la Biblia nos enseña en los siguientes versículos del capítulo 6, que nosotros podemos glorificar a Dios con nuestros cuerpos, no es que le damos comida al espíritu, pero pecado a la carne para que esté satisfecha, Pablo dice todo me es lícito, porque realmente no había algún impedimento o barrera al momento de hacer algo, no es que el pecado se alejaría de Pablo, o las tentaciones huirían de él, es el mismo sistema del mundo que seguirá seduciendo al cristiano, para que actúe en contra de la voluntad de Dios, pero la clave está en lo que dijo: “más yo no me dejaré dominar por ninguna”. Aquí está la salida que Dios juntamente da (resistencia ante el maligno, huir del pecado y no dejar que los deseos de la carne, de los ojos, ni la vanagloria de la vida nos conduzcan al pecado), principalmente en estos versículos con referencia los pecados sexuales.

Cuando Pablo dijo “todas las cosas” no incluyen prácticas de las cuales el cristiano fue salvo y que son condenadas claramente en las escrituras (1 Corintios 5-6:11). Así que las cosas que él podía hacer, o que le era permitido, no serían inmorales ni ofensivas a Dios, porque aun cuando algo parezca inofensivo, o que no tiene ninguna afectación espiritual, pueden hacer daño a otros y nosotros debemos cuidar nuestro testimonio, pero Pablo resalta que mantendrá su dominio sobre sí mismo, no como confiando en sus propias fuerzas, más bien dedicado a consagrarse cada día más a Dios que la fortaleza espiritual que necesita

Conclusión:

Hermanos quienes siempre andan buscando pasajes para argumentar actos claramente indebidos para el cristiano, sólo buscan una manera de sentirse justificados o para mantener su consciencia tranquila, sin embargo sabemos que a Dios nadie le engaña y que aun cuando queremos pensar que todo está bien, nos seguiremos estrellando con la Palabra de Dios que nos exhorta a dejar viejas costumbres o caminos que en nada edifican, que nos dice que no estamos bien, porque lo que hacemos no contribuye al crecimiento espiritual o sencillamente es pecado, lo mejor es rendirnos ante Dios que en su Palabra nos enseña cómo debemos conducirnos mientras permanezcamos físicamente en este sistema, que va totalmente contra la moral de Dios y su Santidad

Ismael Quevedo

Como Sodoma fuéramos y semejantes a Gomorra

sodoma

Definitivamente las escrituras nos muestran que todo ser humano es un Caín en potencia, la Biblia enseña que el primer hijo de Adán “Caín“, sería la imagen o el reflejo de todos los hombres caídos y que aún sin haber presenciado un asesinato, se convirtió en el primer asesino de la historia, ver la manera en como Caín responde a Dios (Génesis 4:9), ver el camino que escogió, nos indica la inclinación que las personas tendrían al pecado, porque no se trata si todos los hombres cometieron las mismas atrocidades, basta con que cada pecador este decidido ir en contra de la voluntad de Dios para que toda su vida sea un caos total. El libro de Génesis muestra que existieron dos ciudades de la Palestina en tiempos de Abraham, cuyos nombres quedaron marcados en la historia como lugares inmorales, depravados, pervertidos y que tal fue el nivel de sus pecados, que Dios las destruyó con fuego y azufre (Génesis 19:24), no había en esa ciudad ni siquiera 10 justos (Génesis 18:32). Más adelante el profeta Ezequiel menciona que aparte de las inmoralidades sexuales, el orgullo, la soberbia y la opresión del pobre, fueron otros pecados practicados en Sodoma (Ezequiel 16:49, 50).

Ahora, Israel no fue mejor que otras naciones, no es que ellos eran más buenos o sabios que los demás, Dios en su Gracia escogió a Israel para que fuese su pueblo, para conociese a Jehová el creador de todas las cosas, para que obedecieran la ley moral de Dios, sus mandamientos, sus estatutos y principalmente porque de Israel nacería Jesús el Mesías, quien salvaría a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:21) y por medio de ellos llegaría el evangelio a todos los demás pueblos y naciones (gentiles). Dios pudo haber escogido a otra nación como Egipto, a los amalecitas o quizás a los amorreos, pero seleccionó a Israel por su propia voluntad para que fuesen de bendición a las otras naciones (Gálatas 3:14).

Pero a pesar que Dios le mostró su voluntad a Israel y que ellos sabían cómo debían conducirse, fue más el tiempo que Israel vivió en esclavitud y más el tiempo que estuvo bajo castigo, que los que estuvieron libres y obedeciendo a Dios. Es importante recordar que no todo el que era israelita era el pueblo de Dios, no era toda persona descendiente de Abraham, sino los que realmente depositaron su fe en Dios para salvación (Romanos 9:6-8).

Debe llamarnos la atención que en Romanos 9, Pablo recuerda las palabras del profeta Isaías:

Y como antes dijo Isaías: Si el Señor de los ejércitos no nos hubiera dejado descendencia, Como Sodoma habríamos venido a ser, y a Gomorra seríamos semejantes.

Romanos 9:29 RVR1960

¿Qué quiso decir el profeta? ¿Cuál es la transliteración que Pablo hizo? R= Si Dios no hubiese salvado o perdonado la vida de algunos pocos entre el pueblo (que hallaron Gracia ante Dios) Israel hubiese sido como estos pueblos paganos que al final fueron destruidos, inclusive el profeta en Isaías capítulo 1, está llamando a Israel al arrepentimiento, a ponerse a cuentas con Dios y se refiere a la tribu del sur como “la rebelde Judá”. Hermanos esto es una reflexión para que seamos infinitamente agradecidos con el Señor, que nos salvó sin merecerlo, que estando muertos en nuestros delitos y pecados nos rescató, no porque éramos mejores que otros, no porque fuimos más listos, Él tuvo mucha misericordia de nosotros y su Palabra nos ha hecho libres. Éramos ciegos que iban directo al foso, pero que podemos testificar que Dios extendió su misericordia, porque su Palabra produciría en nosotros un nuevo nacimiento. Por eso el énfasis en las escrituras de instruir a los hijos en el camino de Dios, a fin que ellos al tener la capacidad de desarrollar una fe personal, puedan aceptar el regalo de la Salvación, pero con convicción, sabiendo lo que significa el evangelio de Cristo. Yo estoy consciente que si hubiese muerto hace diez años, estaría en el infierno, porque realmente no había nacido de nuevo, aunque podía decir con mis palabras que era cristiano, a pesar que siempre estuve en una iglesia y participaba de muchas de sus actividades, hoy reconozco que Dios tuvo mucha misericordia de mí, porque en mi ignorancia pensaba que estaba bien, viviendo un falso evangelio, pero inmediatamente que la Palabra de Dios me hace libre del pecado y del error, ya ese tiempo de oscurantismo o ceguera quedó disipado, no puedo descansar en que Dios ahora está obligado y comprometido a siempre ser fiel, pero donde yo no me esfuerce por vivir en santidad.

Debería llamarnos la atención lo que Jesús dice en Mateo 11:23 “Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy”.

 Jesús dice a las personas que vivían en Capernaum (ciudad donde Jesús ejerció gran parte de su ministerio) que si Sodoma hubiese presenciado lo que Jesús había hecho, ellos no hubiesen sido destruidos y que aún permanecerían hasta aquellos tiempos. Tanto en Capernaum como otras ciudades como Corazín y Betsaida, fueron ciudades que no se arrepintieron, porque habían presenciado el ministerio de Jesús pero igualmente lo rechazaron, estas ciudades serán juzgadas más severamente porque tuvieron más luz para creer en Cristo, que otros pueblos. Hermanos esto debería estremecernos, porque teniendo en estos tiempos más luz y verdad que la misma Capernaum, vivíamos ofendiendo la santidad de Dios, al igual que Sodoma y Gomorra, lo que nos esperaba era el juicio y castigo por nuestras transgresiones, donde si Él nos hubiese destruido, en ninguna manera sería injusto. Esta es una de las tantas razones que tenemos para agradecer a Dios, porque realmente nos amó, al no quitarnos el aliento de vida antes de tener un verdadero encuentro con la cruz.

Por eso no nos cansemos de predicar la verdad a nuestros familiares y amigos, que aún siguen rechazando la salvación, orando por los débiles en la fe, para que el Señor los afirme, ya que si una generación tan dañada como Sodoma, se pudo haber arrepentido de sus malos caminos, nadie debe pensar que es muy pecador y no tiene esperanza alguna, en estos tiempos Dios sigue añadiendo a su iglesia, otros que serán salvos. No es descansar en que ya es cristiano pero quedarnos de brazos cruzados, viendo como el mundo sigue nadando en el pecado y peor aún, que muchas iglesias que se autonombran “cristianas” están promoviendo el mundo dentro de sus iglesias. Hermanos seamos luz en medio de las tinieblas, hablemos del evangelio a los perdidos, porque Dios es grande en misericordia, pero tampoco sabemos hasta cuándo estará su Gracia sobre nosotros.

Por otra parte, quizás estas palabras las lea alguien que en algún momento estuvo en una iglesia “cristiana” o que de niño o de joven le predicaron el evangelio, quisiera que usted analizara por un momento, ¿acaso Dios ya no ha tenido bastante misericordia al añadirle hoy un día más? ¿Cuántos no han muerto a los 12, a los 15 y a los 18 años? ¿Soy yo mejor que otros, como para que Dios esté obligado a darme muchas más oportunidades? No descanse en que sus padres son cristianos o que alguien siempre ora por usted, no repose porque es joven, porque tiene salud y aún le queda mucho por delante. Note lo que Moisés escribió en el Salmo 90:9b “Acabamos nuestros años como un pensamiento”. ¿Sí comprende? Moisés dice: Son nuestros días como un cuento que se acaba, o nuestros días son como un suspiro, El hebreo dice literalmente “un susurro” o “un aliento” así es ante Dios nuestra vida y aún de los hombres que no asimilan la muerte de algún ser querido. El hecho de que Dios haya salvado a muchos a los 50 o 60 años, no debe hacernos pensar que ese mismo tiempo de Gracia o más, debe aplicarlo con nosotros, al final de todo, Dios es soberano y Él ya sabe cuándo será el punto final de nuestros cuerpos físicos. No se nos olvide, el día de Salvación es hoy, no despreciemos esta oportunidad para arrepentirnos y decidirnos por Cristo

Ismael Quevedo

Congreso “No somos de este mundo”

Tema 1: La extracción más grande de la historia

https://hearthis.at/iglesialibresencristo/la-extraccion-mas-grande-de-la-historia/

Tema 2: El hombre más ignorado en el mundo

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/tema-2-el-hombre-mas-ignorado-en-el-mundo/WMg/

Tema 3: El mundo no se ha ido tras Él 

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/tema-3-el-mundo-no-se-ha-ido-tras-el/kLF/ 

Tema 4: ¿Por qué es tan peligroso el mundo?

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/tema-4-por-que-es-tan-peligroso-el-mundo/dPx/

Tema 5: Somos la luz del mundo

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/tema-5-somos-la-luz-del-mundo/U5q/

Tema 6: El mundo que debe ser denunciado

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/tema-6-el-mundo-que-debe-ser-denunciado/gBn/

Tema 7: ¿Quién es el príncipe de este mundo?

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/tema-7-quien-es-el-principe-de-este-mundo/QXJ/

Tema 8: El Espíritu de verdad que el mundo no puede recibir

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/tema-8-el-espiritu-de-verdad-que-el-mundo-no-puede-recibir/mRt/

Tema 9: Un mundo del cual debemos guardarnos

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/tema-9-un-mundo-del-cual-debemos-guardarnos/PH7/

Tema 10: Un mundo que debe ser evangelizado

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/tema-10-un-mundo-que-debe-ser-evangelizado/xJt/

 

¿Pidiendo confirmación a Dios?

 

Margarita

 

Muchos cristianos constantemente piden confirmación a Dios cuando quieren saber su voluntad, es como si las escrituras fuesen insuficientes y fuera necesario otro medio de respuesta, sin embargo esta no es una práctica bíblica porque ni es doctrina y tampoco fue aplicada por los cristianos de la primera iglesia, no tenemos necesidad de echar suertes o pedir respuestas mediante visiones y sueños, de hecho la gran mayoría casi siempre toma de referencia la historia de Gedeón, porque si Dios le confirmó a Gedeón sus inquietudes (dicen ellos), también con nosotros hará lo mismo. Ahora esta enseñanza está enfocada en toda decisión que puede afectar nuestra relación, comunión e intimidad con Dios, en toda acción que pueda afectar nuestra integridad y la vida de santidad que Dios demanda. Creo que nadie pide confirmación a Dios para saber que desayuno debe preparar, si debe bañarse o cepillarse los dientes, pero en otro tipo de decisiones, es importante escudriñar las escrituras porque en ella encontraremos la forma correcta de vivir, escogiendo que hacer en ciertas situaciones de la vida, la Palabra de Dios nos dice:

Salmo 119:105 Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino

Salmos 119:130 La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples.

Proverbios 6:23 Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen

Estudiaremos en el libro de los jueces la historia de Gedeón y comprenderemos que no nos está enseñando a poner vellones para conocer la voluntad de Dios:

Jueces 6:1-6 Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová; y Jehová los entregó en mano de Madián por siete años. Y la mano de Madián prevaleció contra Israel. Y los hijos de Israel, por causa de los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares fortificados. Pues sucedía que cuando Israel había sembrado, subían los madianitas y amalecitas y los hijos del oriente contra ellos; subían y los atacaban. Y acampando contra ellos destruían los frutos de la tierra, hasta llegar a Gaza; y no dejaban qué comer en Israel, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos. Porque subían ellos y sus ganados, y venían con sus tiendas en grande multitud como langostas; ellos y sus camellos eran innumerables; así venían a la tierra para devastarla. De este modo empobrecía Israel en gran manera por causa de Madián; y los hijos de Israel clamaron a Jehová.

Como ya sabemos, el libro de los Jueces nos muestra el ciclo en el que Israel se mantuvo por unos 450 años, donde luego de la muerte de Josué, Israel se corrompió con los dioses paganos de los pueblos vecinos, cayendo en apostasía y provocando la ira de Jehová (Jueces 2:11-23). Así que cuando ellos abandonaban los mandamientos y el camino de Dios, Él los entregaba en manos de sus enemigos, quienes castigaron duramente al pueblo de Dios. El capítulo 6 inicia diciendo que Jehová los entrego durante 7 años en manos de los madianitas, llevando a los israelitas a ocultarse inclusive en cuevas, cavernas y otros lugares para tratar de evitar los ataques y saqueos que literalmente los dejaron en la ruina. Pero cuando el pueblo clamó a Jehová, Él envió un profeta, quien les recordó por qué estaban padeciendo estas  consecuencias (Jueces 6:7-10). Por tanto, Dios llama al 5to juez de Israel llamado Gedeón, para asignarle la tarea de liberar a su pueblo de la opresión de Madián.

Jueces 6:11-16 Y vino el ángel de Jehová, y se sentó debajo de la encina que está en Ofra, la cual era de Joás abiezerita; y su hijo Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas. Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente. Y Gedeón le respondió: Ah, señor mío, si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado, diciendo: ¿No nos sacó Jehová de Egipto? Y ahora Jehová nos ha desamparado, y nos ha entregado en mano de los madianitas. Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo? Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre. Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.

Quiero que pueda comprender el escenario, Israel estaba en un tiempo de mucho dolor y desesperación, Gedeón se encontraba ocultando el trigo (que quizás era lo único que les quedaba) en un hueco, para evitar que sus enemigos lo robasen y es en ese momento que el ángel de Jehová conversa con él, le dice: “Jehová está contigo, varón valiente y esforzado”. Ahora, no necesariamente Gedeón estaba pensando cómo liberar a Israel o planificando rescatarlos, se puede apreciar aún que la aparición del ángel de Jehová (en forma humana) no causó una gran impresión, por la manera en como él responde: Ah, señor mío, si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto?”  Su respuesta se basa en la caótica situación de Israel, estaba totalmente oprimida y era evidente que el favor de Jehová no estaba con ellos, además pregunta ¿dónde están las maravillas que nuestros padres nos han contado? Es decir, no he presenciado el maravilloso poder de Dios, como sucedía años atrás. Pero Jehová le responde “Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo?”. Con la autoridad que habló Jehová, le demostró a Gedeón que Él no era cualquier persona, así que ahora Gedeón responde reconociendo su humanidad e incapacidad personal (v15). Pero luego de la promesa de Jehová, donde le asegura que estaría con él, Gedeón le pide varias señales para confirmar sus palabras (v17-40).

Quizás usted pensará que puede tomar esta historia para saber con quién debe casarse, si debe ir a equis lugar, si le convienen tales amistades o si debe abstenerse de tal cosa, pero las peticiones de Gedeón, no demostraron confianza plena en Dios, en este momento su fe era tambaleante, ya que denotó dudas y miedo, él sabía que no habló con cualquier persona, por ello pidió una primera señal milagrosa, para corroborar que realmente el mensaje venía de Dios, llevando una ofrenda que se acostumbraba dar a un invitado, para honrarlo de manera especial (v17-21) incluso, al reconocer que era el ángel de Jehová, pensó que iba a morir por haberlo visto cara a cara (v22). A pesar que Dios le dijo que no moriría (v23) vemos luego a un Gedeón obedeciendo la voz de Dios para derribar los altares paganos que estaban en casa de su padre, pero lo hizo durante la noche, porque temía ser visto por sus familiares y personas del pueblo (v25-32), sin embargo, antes de enfrentar a los madianitas y siendo lleno del Espíritu de Jehová (v33, 34), Gedeón reconocía que su fuerza humana (el ejército de Israel) no era suficiente para la conquista del enemigo, así que pidió doble señal milagrosa, para quitar toda inseguridad o desconfianza y saber que el poder divino le asistiría en el campo de batalla (v36-40).

Ahora preste atención a las palabras de Gedeón en el versículo 39a “No se encienda tu ira contra mí, si aún hablare esta vez; solamente probaré ahora otra vez con el vellón” aún él mismo estaba consciente que su petición podía desagradar a Dios, porque era como desconfiar de su Palabra, incluso tentarle (Éxodo 17:2; Deuteronomio 6:16; Mateo 4:7; Lucas 4:12), pero Dios por su voluntad, responde también esta última petición.

¿Qué Gedeón aparece en Hebreos 11:32 como uno de los hombres de fe? Es cierto, quizás es muy fácil leer la historia desde nuestra perspectiva y decir ¿cómo Gedeón no confió plenamente cuando reconoció al ángel de Jehová? Pero asimilar que más adelante Dios tan sólo usaría 300 hombres en Israel para derrotar a un gran ejército enemigo, requería tener mucha fe en Jehová, recuerde que la guerra era literal e Israel estaba siendo asolado desde hace 7 años, pero la fe de Gedeón se fue fortaleciendo al contemplar el poder divino de Dios. Esto no significa que usted se escudará diciendo que no tiene fe, o que necesita otro tipo de señal, porque si la Biblia no le es suficiente, nada lo será, no crea que una película, una canción, una obra de teatro, un testimonio, producirá un mayor impacto, que escuchar con claridad una correcta exposición de la Palabra de Dios

Hermanos, como cristianos no tenemos necesidad de usar vellones para determinar la voluntad de Dios, porque Él actúa bajo su soberanía y propósitos divinos, pero Dios también ha dicho en la Biblia lo que quiere, clara y objetivamente para que usted no tome decisiones a la ligera y después vea si los resultados eran correctos o no, todo se trata de conocer a Dios mediante las escrituras y a su vez tendremos luz y dirección para hacer lo que es agradable al Señor. Por ejemplo en las escrituras tenemos los diez mandamientos (Éxodo 20:1-17; Deuteronomio 5:21) que aún para el mundo no es algo desconocido y estás instrucciones concisas nos sirven como guía para comportarnos correctamente en numerosas áreas de nuestra vida. La Biblia nos enseña en 1 Tesalonicenses 4:3 “pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación” también las escrituras nos dicen:

Juan 17:17-19 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.

Romanos 6:22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

1 Tesalonicenses 4:7 Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación

1 Tesalonicenses 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo

Hermanos cuando usted debe hacer una elección en la vida, no podemos movernos como los impíos que no conocen a Dios, no debemos elegir lo que es tendencia o moda, ni porque me beneficie o satisfaga, Dios nos llama a pensar con claridad, basándonos en nuestra relación con Él y en nuestra lealtad a sus valores. Dios nos ha creado con capacidad de pensar, discernir y analizar, de asumir la responsabilidad de abrirnos camino en la vida de acuerdo a sus planes y propósitos generales, Él nos insta a aprender todo lo que podamos sobre cada situación, relación, responsabilidad y oportunidad que afrontamos, examinarlo todo a la luz de las escrituras para tomar decisiones sabias y correctas, estando tranquilos, en paz con Dios, porque estamos seguros que Él obrará en nosotros.

Si usted quiere una relación de noviazgo, con el fin de casarse y formar una familia, estudie en las escrituras si le conviene unirse a un yugo desigual, si usted necesita un empleo, pero las opciones que tiene le obligan a corromper su integridad, a pecar y ofender a Dios ¿cree que necesita confirmación para ver si debe aceptar el trabajo? Si lo invitan a un ambiente inapropiado, siendo influenciado por compañeros de trabajo, amigos del colegio, ¿será necesario un vellón para saber si debe acompañarlos? Si el programa que está viendo cambia momentáneamente a escenas pornográficas, ¿tiene que buscar una señal para saber si debe quitar el canal? Cuando las conversaciones con los amigos, se tornan vulgares y de doble sentido ¿cree que Dios debe decirle en un sueño que debe apartarse? Cuando nadie te está viendo, cuando estás en lo privado, ¿lo que haces desagrada a Dios? ¿Será que necesitamos una epifanía para abandonar el odio, el rencor, los chismes, la envidia o la mentira?

Definitivamente aquellos que andan pidiendo confirmación para este tipo de decisiones, buscan pretextos para no hacer lo que es bueno, porque la Biblia está allí guardada en sus cuartos, en muchos casos llevando polvo, otros caen en el misticismo de abrir o lanzar la Biblia al azar, para que Dios les diga que hacer en alguno de esos versículos, otros esperan que Dios envíe a un desconocido para que le diga lo que debe hacer o que alguien les imponga las manos para escuchar a Dios, pero esto no va a suceder, si usted ha decidido el mal usted debe abstenerse a las consecuencias, si usted ha escogido el pecado, tendrá como amigo al mundo, pero nunca a Dios. El que realmente quiere agradar a Dios, filtrará sus decisiones por las escrituras, porque su deseo no es su satisfacción, ni sus beneficios, su anhelo más ferviente es vivir la vida que Dios nos ha demandado

1 Pedro 1:15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir

Ismael Quevedo

La verdad bíblica sobre la muerte

Cielo-e-infierno

Eclesiastés 9:3a Este mal hay entre todo lo que se hace debajo del sol, que un mismo suceso acontece a todos.

Satanás y sus demonios han sido muy astutos para engañar a los hombres en el punto más débil de sus vidas, que es cuando enfrentan la muerte de un ser querido. A raíz de eso, se ha escuchado de todo desde zombis, apariciones, desde supuestas resurrecciones y pare de contar. Pero los verdaderos cristianos no debemos dejarnos mover por estos mitos y leyendas urbanas, debemos acercarnos a la palabra de Dios, que nos da toda la información que necesitamos sobre este tema, para que nuestro conocimiento sobre el mas allá, y sobre la muerte, no este fundada sobre mitos, sino en la verdad de la palabra de Dios.

Dios jamás nos dejaría a la deriva sobre un tema tan importante como lo es la muerte y todo su proceso, principalmente por todas las leyendas y mitos que se levantarían sobre la muerte. Tenemos la verdad de la biblia que nos enseña de principio a fin todo el curso del hombre desde que nace hasta que llega al cielo o al infierno. Y esas verdades son absolutas…

Veamos:

La biblia globalmente nos habla de tres tipos de muerte:

  1. La muerte espiritual: Génesis 2:16, 17 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

Esa muerte es la separación de Dios del hombre por haber pecado en el Edén, el solo hecho de que Dios dejara la comunión con el hombre, mató al hombre espiritualmente, porque Dios es la vida, y sin Dios el hombre está muerto espiritualmente. El primer hombre después de Adán y Eva, que fue Caín, nació vivo físicamente, pero muerto espiritualmente (separado de Dios)

  1. La muerte física: Génesis 3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Esta vino como uno de los juicios de Dios emitidos sobre el hombre después de haber pecado. Dios le dijo a Adán: “polvo eres, y al polvo volverás”. Desde ese día ningún hombre ha podido eludir este decreto, salvo aquellos que el mismo Señor no les permitió morir, para dejarnos la enseñanza bíblica de que todo aquel que camina con Dios no morirá. Este fue el caso de Elías, y el caso de Enoc (2 reyes 2:1, Génesis 5:24).
Y de esa muerte física, la biblia nos da muchos datos para evitar que seamos engañados por satanás sobre este tema tan importante. 

  1. El poder de esa muerte radica en el pecado, ya que la muerte tanto espiritual como física entraron al mundo por causa del pecado (Romanos 5:12-14)
  2. La muerte física también es ineludible, aun cuando lleguemos a los pies de Cristo la muerte física sigue siendo una realidad inevitable para nosotros, sólo que para el creyente es un tránsito hacia el cielo, mientras, que para el perdido es la consumación de la pérdida de su alma. 
    Eclesiastés 8:8 No hay hombre que tenga potestad sobre el espíritu para retener el espíritu, ni potestad sobre el día de la muerte; y no valen armas en tal guerra, ni la impiedad librará al que la posee.
    Hebreos 9:27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio
  3. Y la gran duda y pregunta que muchos tienen: ¿Qué pasa cuando alguien muere? Las leyendas urbanas sobre esto son múltiples, y lamentablemente hay creyentes que creen más en esas leyendas, que lo que nos enseña la palabra sobre esto. Veamos que nos dice la palabra de verdad, la palabra de Dios sobre qué pasa cuando una persona muere físicamente.

Eclesiastés 9:4-6 Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto. Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.

Desglosaremos estos textos, para que conozcamos toda la verdad sobre esto:

  1. Hay esperanza de salvación solo mientras la persona está viva, una vez que llega la muerte ya no hay más posibilidad de enmendar pecados, ni de cambiar condición, es decir, quien murió sin Cristo ira a la condenación, y eso no podrá cambiar después de la muerte, y quien murió con Cristo dormirá hasta esperar la venida del Señor y su resurrección para ascender al cielo juntamente con la iglesia, y eso tampoco cambiara después de la muerte. Significa que eso del purgatorio, es una absurda mentira del catolicismo para sacarle dinero a la gente, nadie puede ser purgado (limpiado) después de la muerte.
  2. Los muertos nada saben, eso de que mi abuelita me hablo, o mi familia me está viendo desde el cielo, o visitar tumbas cada semana para poner agua al ser querido, son prácticas anti bíblicas y los demonios usan la ignorancia de las personas, para esclavizarlas a evento de la muerte del familiar y así desviarla del camino de la salvación, hay gente que han caído en la idolatría haciendo altares a familiares muertos, según porque en un sueño el familiar fallecido le dijo que le hiciera un altar. ¡Alerta! Ese no es su familiar, son demonios que engañan con astucia a los incautos. La palabra de Dios dice: “los muertos nada saben”, es decir ya no tienen más conocimientos de nada sobre esta tierra.
  3. “No tienen más paga, su memoria es puesta en el olvido, su amor, su odio, y su envidia, se acabaron”, es decir sus emociones terrenales se acabaron, con la muerte cesó la vida en esta tierra totalmente para la persona que murió, no nos ve desde arriba, tampoco hay que orar por ellos, menos hay que estar esperando que ellos nos den indicaciones desde el más allá. La biblia es clara, con la muerte se cierra totalmente el ciclo aquí en la tierra.
  4. Y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol, una vez predique un sermón y lo titule: “los muertos no regresan”, y creo que esto todavía no ha quedado claro para muchos creyentes, pero la biblia lo dice, no hay manera que los muertos vuelvan a tener parte en esta vida nuevamente. Entonces apariciones, zombis, voces, y cosas semejantes a estas, debemos entender que bien pueden ser producidos por nuestro cerebro ante el duro golpe de la pérdida del ser querido, pero también puede ser producido por las fuerzas de las tinieblas, que tienen capacidades de asumir formas humanas, con la finalidad de engañar a la gente. El rey Saúl un día antes de su muerte, fue engañado por un demonio que le hizo creer que era Samuel, pero no era Samuel, porque los muertos no regresan. En la historia del rico y lázaro registrado en Lucas 16:19-31, el padre Abraham le deja bien claro al rico que ni él ni lázaro pueden volver a la vida, y que para lo que aún están vivos, solo la palabra de Dios, nos puede dar salvación, por medio de la fe en Jesús, pero que las apariciones, y cosas así, nunca podrán hacer que alguien se arrepienta.
  5. La segunda muerte: Apocalipsis 20:12-15 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Esta es la última muerte, que se producirá en el juicio en donde serán juzgados todos los hombres pecadores de la humanidad, satanás, la muerte y el hades. Y serán arrojados al lago de fuego por los siglos de los siglos. Esto es lo que se conoce como la condenación.

 

Conclusión:

Hermanos tengamos mucho cuidado el día de hoy, están saliendo montones de videos de hombres y mujeres que según ellos han muerto y fueron llevados al cielo y al infierno, que vieron esto y aquello. Todo eso es un gran engaño del padre de mentiras, satanás. Dios nunca ha mandado a sus hijos a poner su fe en este tipo de cosas, ni en eventos paranormales. El cristiano debe cimentar su fe en la palabra de Dios y lo que está escrito allí, no en videos que solo pueden producir temor momentáneo en las personas, curiosidad, pero nunca arrepentimiento para salvación. Desechemos todas estas mentiras del diablo y creamos en lo que nos enseña la palabra de Dios. El más allá del cristiano esta en las manos de Cristo, así como nuestro caminar hoy que tenemos vida, debe estar centrado en hacer la voluntad de Dios. De las tres muertes que hay, Cristo con su cruz y su sangre, nos libró de la peor de todas, la segunda muerte, que es la muerte en el infierno, hoy la muerte física es solo un tránsito para el creyente, una esperanza que cuando Dios decide enviarlo, solo será para llevarnos a su dulce presencia. Fortalezcamos nuestro corazón con estas verdades, y hagamos la voluntad de Dios, para que permanezcamos para siempre.

David Durelia

1 Juan 2:17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

¿Cristianos caídos o apartados?

Cristianos caídos

Creo que muchos hemos escuchado en algún momento estos términos o hasta nos hemos topado con personas que al conversar con ellos afirman ser cristianos caídos o apartados, pero lo que busco enseñar con esta reflexión, no es sentenciar ni enjuiciar a aquellos que no están caminando con Cristo, Dios sabe que no es así, sino demostrar bíblicamente que no existe eso de un cristiano caído o apartado, quiero que salgan del error y del engaño porque quizás algunos estén confiando y descansando en que Dios aún está con ellos o que el Señor está de su lado a pesar de vivir perdidamente.

Hace varios meses junto con mi esposa estaba en dirección a una iglesia que iba a visitar en EEUU, cuando en el camino me topé con una señora, que estaba con su hija y un amigo, al observar nuestras Biblias, nos preguntó que si éramos cristianos, a lo que le respondimos que sí, ella nos dijo: ¡Yo siempre he sido cristiana, aunque tengo como 15 años que no asisto a una iglesia! Realmente me asombré con tal respuesta, ¿cómo un cristiano verdadero puede permanecer por tanto tiempo sin congregarse? ¿Acaso las escrituras no enseñan lo importante y necesario de estar en la casa de Dios? 

Otra situación es la de un compañero de trabajo, que tiene conocimiento de las escrituras, porque de niño lo llevaban a una iglesia, este joven defendía la Biblia cuando se tocaban ciertos temas, sin embargo su estilo de vida era similar al que viven los del mundo, tanto en su vocabulario como en su forma de actuar, no necesitaba conocer su corazón, su frutos hablaban por sí mismos, así que siempre que podía le enseñaba que no todo se trata de defender la verdad, es necesario vivirla. En todo este tiempo me he dado cuenta que es cierta la cifra que mencionó el pastor Paúl Washer, al decir que el 60% de la población en EEUU dice ser cristiana, pero ¿cuántos realmente son verdaderos?

En nuestros tiempos, ser cristiano se ha resumido en:

  • Decir que es creyente en Dios
  • Decir que la Biblia es la Palabra de Dios
  • Tener conocimiento de las escrituras
  • Haber asistido algún tiempo a una iglesia
  • Hacer buenas obras

Pareciera que con tan sólo cumplir uno o más de estos puntos, ya hace cristiano a la persona, pero sabemos bíblicamente que esto no es correcto. Veamos que dice la escritura en Hechos 11:26Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.” Lo que hacía cristianos a las personas que creían en el evangelio, no fue que duraron un año dentro de la iglesia, versículos anteriores enseñan que un gran número se convirtió al Señor al ser confrontados con la Palabra de Dios y durante ese tiempo en Antioquía, Bernabé exhortó a los nuevos cristianos, a que permaneciesen fieles al Señor. He aquí una palabra clave, “permanecer” es decir, mantenerse sin cambios en cuanto a la fe, la doctrina y la obediencia. Se les llamó cristianos porque eran seguidores de Cristo en todo el significado de la palabra, porque sus pensamientos, su vocabulario, sus actos, se parecían al de Cristo, tenían un claro ejemplo de aquellos apóstoles que estuvieron en el ministerio de Jesús como Pedro y Juan, no podían negar la conversión de Pablo, que pasó de ser un perseguidor implacable de la iglesia, a uno de los apóstoles más entregados para difundir el evangelio, sus cartas dan credibilidad de su nuevo nacimiento. La iglesia es el cuerpo de Cristo por la unidad de todo cristiano mediante la fe y la acción regeneradora del Espíritu Santo, conformada por pecadores llamados a ser santos, note que existen muchas maneras en la Biblia para referirse a un cristiano, por ejemplo: Nuevo nacimiento (Juan 3:1-7), nueva criatura (2 Corintios 5:17), hijo de Dios (Juan 1:12; Romanos 8:14) o nuevo hombre (Efesios 4:24) no son simples nombres para diferenciar a los seguidores de Cristo, estos términos demuestran que la persona ya no vuelve a ser la misma, es un cambio sin retorno, una metamorfosis, una vida nueva, cambios irreversibles, de modo que el verdadero convertido, inicia un proceso de santificación, va rumbo a la entera consagración y finalmente esperamos la glorificación, cuando este cuerpo corruptible, se vuelva incorruptible, cuando lo mortal, se vista de inmortalidad. Cuando somos realmente salvos no significa que alguien no puede caer, pero el que peca, se arrepiente y continúa, el creyente fiel permanece, retiene, persevera, no toma vacaciones en el mundo, no deserta por temporadas, no abandona el camino de la fe. 

¿No pecaron Noé, Abraham, Jacob, Moisés, David, Pedro o Pablo? ¿Pero cuántos se alejaron completamente de Dios? ¿Cuántos regresaron al mundo y al tiempo volvían a las sendas antiguas? Antes de Cristo, todos aquellos que experimentaron un encuentro con Dios, obedecieron a la fe hasta el final de sus días, después de Cristo, los que creyeron en Él, se identificaron con Cristo por la fe y permanecieron así hasta el final de sus vidas. Estos son ejemplos opuestos a lo que se quiere enseñar hoy, como que no es necesario la iglesia, mientras se mantenga una relación con Dios, pero ¿acaso no adoramos, no oramos, no nos alimentamos con su Palabra y no compartimos con nuestros hermanos en la fe cuando nos congregamos? ¿Cómo alguien mantiene una comunión con Dios si aborrece a su hermano y si no tiene amor por los otros? Por otro lado, algunos creen que porque son bautizados, ya esto les da una investidura especial, como si éste fuera el sello de su salvación, por lo que piensan que aun estando en el mundo, la gracia y misericordia de Dios están sobre sus vidas, otros descansan en que papá y mamá son cristianos, por lo que ellos están bajo la promesa, dicen que Dios no permitirá que ellos se pierdan a pesar de sus rebeldías, otros le hablan de Cristo a familiares y conocidos, pero no están seguros de su salvación, no obedecen ni viven lo que predican, tenemos aquellos que descansan en arrepentirse al final de sus vidas, como si tuviesen la seguridad que tendrán tiempo de ponerse a cuentas con Dios. Amigo si usted se encuentra en alguno de estos escenarios o similares, permítame decirle que aún no es cristiano, no porque lo diga yo, es porque la Biblia lo enseña así, analice esto, si aún dentro de las iglesias, los falsos maestros que con toda intención tuercen la verdad, se van a perder (1 Juan 2:19; 2 Pedro 2:1-22; Judas 3-16), si aún dentro de las iglesias, se perderá la cizaña porque nunca fueron verdaderos cristianos (Mateo 13:24-30), ¿Cómo cree que alguien puede ser cristiano y salvo a pesar de vivir como los impíos?

El ladrón de la cruz (Lucas 23:39-43) no es una base sostenible, porque él sí evidencia un arrepentimiento genuino, se puede observar que durante todo el tiempo de la crucifixión, reconoció sus pecados, admitió que era merecedor de su castigo, expuso defensa por Jesús, no sólo reconocía que era inocente, sino que era el Hijo de Dios y tenía el poder para salvarlo, esto demuestra que su fe era verdadera y el Señor que escudriña los corazones, vio que su clamor era sincero. El hijo pródigo (Lucas 15:11-32) tampoco es una alegoría sustentable, porque este joven no representa un cristiano que se apartó, el término “pródigo” no sólo significa perdido, sino representa una vida inmoral, cuando aquel joven decide tomar su herencia para desperdiciarlo en el mundo y el padre le entrega sus bienes, esto ilustra cómo Dios permite que cada persona siga su propio camino. Las palabras que pronunció el joven ¡he pecado! Representa la confesión y arrepentimiento de un pecador, que sabe que Dios es misericordioso y le puede salvar, el padre que representa a Dios mismo, quien perdonó y salvó a este joven que estaba muerto espiritualmente, quién pasó de ser criatura de Dios a hijo de Dios. Esta enseñanza Jesús la da para clarificar su objetivo, pues antes les habló sobre la parábola de la oveja perdida y sobre la moneda perdida, así que la oveja que se perdió lo hizo por su propia ignorancia e insensatez, Jesús es quien busca la oveja perdida y la salva cuando el pecador se arrepiente, también la moneda perdida no tiene valor (está muerto) si no es hallada, pero cuando Cristo con más esfuerzo la encuentra, la rescata y le da un valor eterno.

No hay respaldo bíblico para decir que una persona es un cristiano caído, sencillamente no es cristiano todavía, la Biblia nos insta a permanecer en la carrera hasta el final, a ser constantes, sobrios, vigilantes, porque no sabemos cuándo vamos a partir ni cuando Jesucristo venga por su iglesia

Filipenses 2:12-13 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Filipenses 3:12-14 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Hebreos 12:1 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante

2 Pedro 1:10-11 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo

Conclusión:

El pastor David Durelia decía: “Cristiano no es algo que hacemos, es lo que somos”, esta frase es totalmente cierta, nos referimos a un nuevo estilo de vida que ama a Dios por encima de todas las cosas, donde nuestro carácter, nuestra manera de pensar, nuestro vocabulario, nuestros actos, son filtrados por la Palabra de Dios, no nos pesa vivir de esta forma, porque es nuestra nueva naturaleza, de modo que cada uno de nosotros debe examinarse, para conocer si en efecto hemos sido realmente convertidos, pero lo que sí estoy seguro, es que aquellos que son salvos, no permitirán que las aflicciones, las pruebas, las angustias, las enfermedades, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, la vanagloria de la vida, ni ninguna otra cosa, los separe del camino del Señor, porque su fe está depositada sobre la roca que es Cristo Jesús. Amigo (a) si usted ha escuchado del evangelio, si por un tiempo asistía y hasta participaba dentro de las actividades de la iglesia, si por un tiempo leía la palabra y tenía una vida de oración, pero después prefirió seguir con su estilo de vida que no agrada a Dios, si desertó del camino de la fe, debe arrepentirse de sus pecados y volver a los brazos de Cristo, quien es grande en misericordia y su gracia está aún disponible para que usted se decida por Él, para que usted tome una decisión definitiva por su salvación. Nunca piense que ya es lo suficientemente malo o pecador, o que ya es muy viejo, o que todavía es muy joven para cambiar, mientras tenga vida, aún tiene oportunidad

Ismael Quevedo