“Si es posible vivir en Santidad”

salmos 1119_11

Si desea escuchar el audio de esta reflexión, haga clic aquí: 

https://hearthis.at/quedicelaescritura-db/si-es-posible-vivir-en-santidad/

Esta es la clave para no pecar, muchos al aceptar a Jesucristo como salvador y conocer la verdad de su Palabra, iniciamos una nueva vida cristiana con un anhelo y un deseo de hacer las cosas bien para Dios, entendiendo que ahora somos salvos por gracia, entendiendo que ahora somos hijos de Dios, y comprendiendo que vivimos mucho tiempo sumergidos en pecados que nos conducían a una muerte eterna. Comenzamos a dejar pecados muy notorios en nuestra vida, tales como: Adulterio, fornicación, las borracheras, la idolatría, los robos etc. 

Pero al pasar los años, muchos descuidan su vida espiritual, y comienzan a decaer en áreas que parecieran insignificantes, pero lo que muchos no quieren aceptar o entender, es que para Dios todos los pecados pesan lo mismo, para Dios es tan pecador el hombre más asesino de este mundo, como el que insinúa que es buena gente por tener valores y principios, pero igual miente, engaña, envidia, etc.

“En mi corazón he guardado tus dichos para no pecar contra ti”

La única manera de guardar su Palabra en nuestro corazón, es con estudiar profundamente la Biblia para saber que cosas no agradan a Dios, para entender que Dios aborrece el pecado, para conocer que los hijos de Dios deben andar contra la corriente de este mundo, para percatarnos que hay que tomar decisiones firmes en nuestra vida para ser fieles hasta el final. Y eso no se logra con sólo ver una película cristiana, no se logra con solo estar de escucha en la iglesia, no se alcanzará sólo escuchando música cristiana, no es suficiente con escuchar una emisora cristiana, ciertamente son medios que pueden ayudarnos, pero nunca tendrán el peso del estudio profundo de su Palabra. David usaba la música para adorar y alabar a Dios, pero no era esto lo que ocupaba el centro de su vida. Era la ley, la Palabra de Dios donde estaba su deleite. No sólo en David sino en los demás salmistas

Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.
Salmos 1:2

El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi corazón.
Salmos 40:8

¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.
Salmos 119:97

Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.
Salmos 119:105

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.
Salmos 119:9

palabra

Podemos ver que los pocos Reyes que en Israel y Judá hicieron lo agradable y recto delante de Dios se rigieron por la ley, no por consejos humanos o por lo que ellos consideraban

E hizo Asa lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová su Dios. Porque quitó los altares del culto extraño, y los lugares altos; quebró las imágenes, y destruyo los símbolos de Asera; y mandó a Judá que buscase a Jehová el Dios de sus padres, y pusiese por obra la ley y sus mandamientos.
2 Crónicas 14:2-4

Y Jehová estuvo con Josafat, porque anduvo en los primeros caminos de David su padre, y no buscó a los baales; Sino que buscó al Dios de su padre, y anduvo en sus mandamientos, y no según las obras de Israel.
2 Crónicas 17:3-4

E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho Amasías su padre. Y persistió en buscar a Dios en los días de Zacarías, entendido en visiones de Dios; y en estos días que buscó a Jehová, él le prosperó.
2 Crónicas 26:4-5

¿Ven que si es posible vivir una vida que agrada a Dios?

Si como cristiano, aún te bajas de la camioneta sin pagar el pasaje, si pasas por la puerta del metro cuando el servicio no está gratis, si te das cuenta que alguien te da dinero de más y no lo regresas, si codicias a toda mujer que te pasa por el frente, si aún vez pornografía, si el jefe te pregunta si llegaste temprano y le dices que si cuando sabes que es mentira, si aún te tomas unas cervecitas, si aún las groserías salen por doquier en tu boca, si aún hay envidia en tú corazón, si todavía compras tu kino táchira, si públicas en mercadolibre un producto con un precio falso, si te tomas fotos inapropiadas para llamar la atención, entre otras. Déjeme decirle que todas estas cosas que parecen insignificantes son pecados, y debería preocuparnos si hacemos estas cosas y no existe ningún tipo de confrontación o redarguimiento, es aún más alarmante si lo hacemos y no confesamos estos pecados.

Tomemos decisiones firmes y definitivas en nuestra vida para no pecar contra Dios, y ocupemos tiempo cada día en el estudio de su Palabra

Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.
1 Timoteo 4:13

Ismael Quevedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s