“Siguiendo decididamente al Pastor”

pastor

1era Samuel 17: 34-36 David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba. Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente.

Al leer la historia de David y Goliat muchos se centran sólo en la derrota que David hizo ante el Gigante Filisteo, ciertamente impacta mucho leer la confianza plena que David tenía en Jehová , y como Dios le da la victoria al pueblo de Israel para cumplir sus propósitos, sin embargo me llama mucho la atención ver como David en su labor de pastor era capaz de luchar y si era necesario dar la vida por sus ovejas, nótese como le expresa a Saúl que si un león o un oso tomaba algún cordero para despedazarlo, él corría, lo hería y lo libraba de la boca de la bestia, y si aún éste se levantaba, lo hería hasta matarlo. ¡Qué tremenda la enseñanza de estos versículos! Este pastor daba la vida por sus ovejas, en una transliteración de la escritura nos damos cuenta que Jesús descendiente del linaje de David, también daría su vida por amor a la humanidad, para salvarlos de las ataduras del pecado y del maligno, este sacrificio sería perpetuo para todas las generaciones, y el sería el pastor de su rebaño, es decir de los que le acepten.

¿Será que hoy día el hombre se puede comparar con una oveja?

oveja

Características de una oveja:

1) Un animal dócil y manso

2) No tiene defensa natural

3) Sus sentidos son muy pobres

4) Su lana más allá de protegerla, puede ser un talón de Aquiles al intentar escapar de algo, se puede quedar atascada en medio de arbustos y zarzas

5) Si se queda sola tiende a extraviarse

6) Por lo general sólo pasta y no está atenta al peligro que le rodea

Características del hombre sin Cristo:

abandonado

1) Una persona que no tiene a Cristo en su corazón, es engañado fácilmente por cualquier doctrina o religión errada

2) Una persona que no tiene a Cristo en su corazón, espiritualmente no tiene ningún tipo de defensa, pues la protección y el cuidado de Dios están sólo sobre los justos, los rectos de corazón, es decir en los hijos de Dios

3) Una persona impía, le da libertad a sus sentidos, al punto tal que el pecado gobierna en sus vidas

4) El hombre que no ama a Dios confía en su mente, en su intelecto, en su ciencia, en sus talentos y habilidades, pero nada de esto le servirá para vencer el pecado

5) El hombre que no tiene a Jesucristo, no sólo vaga perdido en el mundo, sucumbiéndose en sus vicios y placeres, sino que la falta de Jesucristo en su vida, lo acerca más a una muerte física y su condenación eterna.

6) El hombre que no tiene a Jesucristo como su Señor y salvador, nunca percibe las cosas malas que lo rodean, todo lo ve bueno, apetecible, agradable a sus ojos y no tiene discernimiento del pecado, está ciego espiritualmente

“La Biblia en el Antiguo Testamento muestra comparaciones entre las ovejas y el pastor, y lo relaciona con Dios y su pueblo Israel”

Salmos 23:1 Jehová es mi pastor; nada me faltará

Salmos 119:176 Yo anduve errante como oveja extraviada; busca a tu siervo, porque no me he olvidado de tus mandamientos.

Isaías 53:6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

“Mientras que en el Nuevo testamento la figura del pastor se aplica más profundamente a Cristo”

Mateo 10:5-6 A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel.

Mateo 15:24 El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.

Juan 10:26 pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho.

También podemos comparar una oveja con el cristiano, el hecho que hayamos llegamos a los pies de Cristo, no significa que ya alcanzamos todo lo que teníamos que hacer en esta vida, al contrario, es el inicio de una eternidad en Cristo Jesús donde ahora es necesario dejar que el Señor nos pastoree, pues cuando somos salvos por gracia, automáticamente pasamos a ser ovejas de su rebaño

Esa brecha que se ha extendido para los gentiles (Cristianos) nos llama a igualmente ser obedientes a la voz del Señor, ya que cuando Israel abandonaba los preceptos de Jehová, las consecuencias del pecado, no se hacían esperar ¿Y por qué debemos obedecer la voz de Jesucristo? R= Porque sólo hay un único camino para llegar a Dios, y ese es Jesucristo, porque sólo hay un forma de ir contra la corriente de este mundo, y es vivir como Dios ordena, entonces no debemos desviarnos ni descuidarnos porque las consecuencias pueden ser graves e irreversibles (Juan 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie Viene al Padre, sino por mí)

¿Cómo obedeceremos la voz del Señor?

(Juan 14:15 Si me Amáis, guardad mis mandamientos). Es imposible obedecer a Dios sino guardamos sus mandamientos, un verdadero hijo de Dios no puede agradar a Jesucristo sino rechaza lo que la Biblia le manda a desechar, todo lo que te puede hacer pecar debes cortarlo, quitarlo de ti. Un pastor testificó una vez lo siguiente “Antes de conocer a Cristo yo era esclavo de la pornografía, y a pesar que asistía a una iglesia, el Señor me confrontaba siempre con su Palabra, sabía que debía dejar este pecado, pues a Dios nadie le engaña, allí estaba yo llegando cada domingo de la iglesia, y al entrar a mi cuarto estaba mi computadora, con internet, y estaba la tentación de entrar a ver pornografía, sabía que una manera de salir de esto, era alejándome del ambiente que me hacía pecar, de modo que decidí sacar la PC a la sala de mi casa, pues sabía que estando allí, no iba a ingresar a esas páginas, y así fuese por pena, usaría esa forma para alejarme del pecado, de modo que después de un tiempo, estudiando la Palabra de Dios y orando, pude tener la fortaleza para derrotar esa tentación que me quería separar de Dios”. De modo que si el ambiente con los amigos, el lugar que transitas, las páginas que visitas, los programas y películas que ves, lo que tu mano está tocando, entre otras, si todas estas cosas te hacen pecar, es mejor cortarlo, antes que tu alma completa se pierda en el infierno (Mateo 5:30)

(Juan 14:23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amara, y Vendremos a él, y haremos morada con El). Es imposible decir que obedecemos a Dios sino tenemos un estudio profundo de su Palabra, es fundamental aplicar cambios definitivos en nuestra vida, que nos conduzcan a ser más como Jesús, obedecer su Palabra no es algo que se hace eventualmente, ni sólo los domingos, se trata de obedecer fielmente los 365 días del año, durante las 24 horas. Ese pasto espiritual que necesitamos comer para perseverar hasta el fin, es el que muchos olvidan, es el que NO comen por falta de tiempo, es el que NO consumen porque están muy ocupados, es el que NO digerimos porque nos dormimos, es el que NO nos gusta porque parece exagerado, pero allí es donde está el detalle, Dios no pidió que consideremos su Palabra, Dios no pidió nuestro punto de vista, sino que guardemos, amemos y obedezcamos su Palabra.

(Juan 10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen) No creamos que Dios nos conocerá si sólo amamos las obras de Dios, a veces nos gusta cumplir sólo la labor de siervo dentro de la iglesia, nos gusta ir a tocar un instrumento, nos gusta cumplir con los evangelismos, nos gusta asistir todos los domingos, nos gusta limpiar la iglesia, ordenarla, cumplir nuestra responsabilidad de diáconos, ujieres, etc. (Y a la verdad no es que esté mal) pero si hemos perdido ese primer amor, el de Amar al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas, de nada valdrán todas las demás cosas. (Mateo 7:21-23 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad)

Conclusión: Sigamos denodadamente (Decididamente) al Pastor, muchos les gusta la parte B del Salmos 23:1 “Nada me faltará” pero pocos parecen entender que esto viene por consecuente de lo primero “Jehová es mi pastor” es decir, si dejamos que Jesucristo nos pastoree, el cuidará de nosotros, la paz que sólo Dios nos da y la confianza que depositamos en Él, es más que suficiente para reposar y descansar en el Señor, si dejamos que Dios nos pastoree cada día veremos sus propósitos perfeccionándose en nuestra vida, si dejamos que Dios nos pastoree, nos daremos cuenta que todo se trata de Él y no de nosotros, si dejamos que Dios nos pastoree, Él no dejará incompleto el trabajo que hará en nosotros. ¿Qué otra razón necesitas para entender que Jesucristo dio su vida como pastor del rebaño, y el mismo fue el cordero inmolado que se sacrificó ocupando nuestro lugar en la cruz? De modo que el amor a nuestro Señor Jesucristo debe estar por encima de todas las cosas, más que papá, más que mamá, más que a tus hijos (Mateo 10:37). Seamos como las ovejas, pero no como las que se pierden por buscar vivir la vida loca, sino las que muy sumisas siguen la voz de su Pastor (Jesús), Él nunca hará mal a alguno de sus pequeños

 Ismael Quevedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s